Viajes

Excursiones en Madeira

Pin
Send
Share
Send


Disfrutar de una de las rutas por las levadas de la isla, una joya para los amantes del senderismo, deja alguna secuela pero parece que el equipo sigue al completo, jaja. Y aunque ayer descubrimos lo que más famoso hace al "Jardín del Atlántico", Madeira ofrece al viajero mucho más, especialmente al aficionado de la fotografía y las panorámicas.


Si ayer disfrutamos de una ruta por el Este de la isla, hoy será la Ruta de los Miradores la que ocupe nuestro tiempo.

¿Qué excursiones se pueden realizar en Madeira?

Aparte de las decenas de rutas de senderismo, y de las visitas a Funchal que veremos en próximos días, Madeira tiene multitud de atractivos que bien merecen la pena visitar. ¿Las repasamos?


- Levadas. Rutas de Senderismo a lo largo de toda la isla y de la que tienes toda la información en el artículo anterior. La más famosa es la excursión levada y cascada del Caldeirão Verde.
- Funchal. Monte (Nostra Senhora do Monte. Jardín Botánico. Carreiros. Monte Palace). Tukxi. Casco viejo. Mercados. Nightlife. Puedes hacer también un tour privado de Funchal en español para ti o tu grupo.
- Cabo Girao. Mirador en un acantilado de 600 metros, de lo más altos de Europa.
- Miradores de interés. Encumeada, Eira do Serrado,…
- Cámara de Lobos. Pintoresca localidad con la mejor gastronomía (espetada).
- Machico. La primera ciudad que pisaron los conquistadores portugueses.
- Porto Moniz. Piscinas naturales de interés
- Cuevas de San Vicente. Cuevas y galerías excavadas por la lava hace millones de años.
- Casas tradicionales de Santana. Los famosos colmos y Reserva Mundial de la Biosfera por Unesco.
- Más pueblos de interés. Ribeira Brava, Curral das Freiras, Ponta do Sol, Madalena do Mar, Calheta, Ponta do Pargo, Seixal, Ponta Delgada, Boa Ventura, Sao Jorge, Porto Da Cruz, Santa Cruz, Ribeiro Frio, Paul do Serra
- Recorrido en catamarán por la costa. Avistamiento de delfines y ballenas además de observar los increíbles acantilados.
- Playas. Madeira NO ES UN DESTINO DE PLAYAS. Quién desee pasar un par de días debería coger un ferry de Porto Santo Line hasta la isla de Porto Santo (2h - 100km), que tiene una playa natural de 9 km de longitud o hacer la excursión de todo el día en Porto Santo desde Funchal incluyendo recorrido para conocerla. Aún así en la isla principal existen dos playas artificiales.
- Otras actividades. Pesca, submarinismo, parapente, surf, montar a caballo, avistamiento de aves

¿COMO HACER LAS EXCURSIONES?

Coche de alquiler. Sin duda, una de las mejores opciones. Eso si, coged uno potente para las cuestas empinadas, Tenéis nuestros consejos en
Transporte público. Ver horariosdofunchal.pt, rodoeste.pt y sam.pt
Taxis. Precios pactados bastante razonables para jornadas completas
Agencia. La mayor empresa de excursiones del mundo GetYourGuides cuenta también en Madeira con posibilidad de reservas online con opción de cancelación hasta el día antes

La ruta de los miradores: Pico dos Barcelos, Eira do Serrado y Cabo Girao

Nuestra ruta no va a recoger tantos lugares, pero hoy posiblemente partamos a la Madeira más escénica, la de los miradores. Esta ha sido nuestra ruta…


De todos ellos, es posiblemente el Pico dos Barcelos (1) el que más sabor agridulce nos ha dejado. Es posible que la humarada provocada por una "queima de rastroxos" haya sido la culplable.


 

Este mirador se alza sobre la ciudad dejando una bonita panorámica, por lo que es posible que regresemos mañana si nos da tiempo ya la atmósfera menos cargada.


Cuando todos recurrimos a los buscadores, posiblemente la imagen más atractiva suele ser la de un pequeño pueblo encajado entre imponentes montañas de verticales desfiladeros. Para llegar hasta aquí volvemos a dirigirnos hacia el interior de la isla y comenzar a subir una montaña donde los parones son continuos en los cruces de dos buses, debido a su estrechez. Finalmente, y caminando un poco bordeando una colina, llegamos a nuestro destino.


 

Estamos en la Eira do Serrado (2), a 1094 m de altitud que hemos alcanzado en apenas 14 km desde la costa, y uno de los puntos más espectaculares de toda la isla.


 

Resulta ciertamente increíble como el hombre puede llegar a acceder a lugares aparentemente tan inaccesibles, incluso cuando las viejas carreteras han sido sepultadas por desprendimientos de rocas.


En este punto también hay un restaurante/hotel, donde el que quiera disfrutar de las mejores vistas de gran belleza, no tiene que tener la más mínima duda de que es su lugar.


Retrocediendo sobre nuestros pasos y regresando, ahora si, a la costa, vamos a disfrutar del tercer mirador de la mañana, y posiblemente el que más ha triunfado en el grupo, el Mirador de Cabo Girao (3).


 

Una plataforma de cristal, además de ser un reto para los que sufren de vértigo, advierte que nos encontramos en el acantilado con más caída que pude visitarse. !!580 metros sobre el nível del mar bajo nuestros pies!!


 

Nuevamente cualquier calificativo se queda corto… las vistas son !!realmente estremecedoras!! de todo lo que hay bajo nuestros pies.


 

A estas alturas de la "función" he de reconocer que me siento cómodo con el grupo. Todos me han acogido de forma excepcional, incluido Guille, el cámara, que cada vez que las suelta (que no son pocas veces) resulta una buena risoterapia que ojala tuviese en el día a día. Tío majo donde los haya.


Pero podría estar horas escribiendo de todos, aunque lo que más me gusta es ese ambiente REALMENTE SANO que echaba tanto de menos y que convierten el trabajo en un verdadero placer


 

Así no hemos parado de hacer el "ganso" un rato en este mirador. Y es que el lugar se presta a ello, especialmente con Ignacio y Ainara, que no dicen no a ninguna "gamberrada"


Faja dos Padres, la playa ecológica

Pero ya se nos ha hecho tarde, y antes de comer todavía nos queda una experiencia digna de considerar aventura. ¿Como acceder en esta semejante zona de costa a una playa? !!Es casi imposible!!


 

En Faja dos Padres (4) se puede descender uno de las paredes más verticales de la costa en un viejo ascensor panorámico construido en 1982, aunque no da un aspecto de "demasiada confianza" (sobre todo cuando el operador nos dice que antes de utilizarlo de vuelta, esperemos unos 4 minutos a que se enfríe).

Así, en apenas 5 minutos, descendemos el acantilado de manera suave y pausada, por lo que diría que podría atreverse todo el mundo.


 

El objetivo de este lugar es, además de comer en uno de los rincones más especiales de la isla, disfrutar una de la pocas playas que tiene Madeira. Y es que la isla principal no es un reclamo de playas como decíamos ayer, con apenas un par de ellas artificiales, sólo hay que ver la "arena fina" que nos acompaña… !!lo cual no es impedimento para un buen chapuzón!!


 

Faja dos Padres además disfruta de un microclima singular todo el año, lo que le permite el cultivo de las principales frutas tropicales, que unido al privilegio de la pesca (y una buena cerveza) nos permite disfrutar de otra típica comida de lo más ecológica en el mejor emplazamiento posible.


Antes de regresar a la cima, donde nos espera nuestro conductor de hoy, hemos aprovechado para pasear por el área de plantaciones, donde aguacates, plátanos, piñas y otros exóticos árboles frutales se extienden en varias hectáreas.


Quizás peque de ignorante en este tipo de materia, pero me ha llamado la atención ver la extraña flor del platanero en un lugar como este.


 

Una "poncha" en Cámara de Lobos

Llegar a Cámara dos Lobos (5) recuerda mucho a los pueblos pesqueros más desconocidos de la Galicia profunda.


El olor a pescado fresco es algo que distinguiría a kilómetros (creo) ya. Aunque Cámara de Lobos también tiene lo mejor de esos pueblecitos donde es agradable pasear por su paseo frente al mar, o disfrutar de las múltiples tabernas y sus más variopintas bebidas

BEBIDAS TRADICIONALES DE MADEIRA:

Poncha: Ron blanco o aguardiente, zumo de limón y miel de caña
Ginja: Licor de cerezas amargas (a veces con canela)
Pé de cabra: Vino seco con cerveza negra, azucar, limón y chocolate en polvo
Nikita: Cerveza, helado y trozitos de piña
Licor de Castanha: Licor de castañas, especialmente en otoño
Vino de Madeira: muy celebre en el arquipielago
Zumos de fruta naturales: de papaya, guayaba, maracuyá, mango,…

Se comenta que este lugar recibe el nombre de los antiguos lobos marinos que habitaban la bahía. Sin embargo los pocos que quedan hoy por hoy sobreviven en las inhabitadas Islas Salvajes e Islas Desiertas, también pertenecientes al archipiélago de Madeira, aunque apenas unos cuarenta ejemplares. Nunca olvidaré aquel espectáculo de Cabo Polonio en Uruguay de vida de este particular animalejo.


 

Aunque sin irse tan lejos, los viejos del lugar, siguen conservando las tradiciones que no perdemos tampoco en España. ¿Qué mejor opción para una tarde como esta que una buena partida de cartas con los vecinos? !!Es un placer ver las tradiciones más auténtica!! ajena al turista, disfrutando de su rutina cotidiana.


El paseo no se hace muy largo, y tras dejar el puerto y ver las mejores perspectivas de la bahía, nos adentramos en lo que parece ser el casco más histórico de la población, donde tabernas y antiguos negocios todavía sobreviven para el viajero.


 

Y aunque ayer la probáramos ligeramente, hoy nos espera otra degustación de "Poncha" que servirá para recargar energías. Esta particular bebida de aguardiente, miel de caña y limón, además de ser un buen "pelotazo" nos sirve para despedir Camara de Lobos y una ruta de un día muy "a vista de pajaro".


 

¿Seguro? !!!Noooo!! Cris y yo nos hemos ido con Ignacio y Ainara, a su particular búsqueda de la hora azul. El objetivo ha sido un mirador alto para ver Funchal, y entre ellos hemos caído en un tal "Mirador das Neves". Ignacio, tras mucho buscar, se ha colado en un tejado donde ha encontrado sus mejores vistas. Cristina, Ainara e Isaac, hemos encontrado la de que aparece en las postales típicas de la ciudad, y el atardecer ha sido sumamente precioso.


Ainara es un verdadero encanto. Me sigue ayudando mucho, y creo que ya he aprendido más en 2 días con ella, que en toda mi vida fotográfica. Vale vale, quizás no se vea todavía en mis fotos… pero algún día conseguiré alguna digna para completar estos diarios.

Mientras tanto, con mi "particular hora mágica", en la que me encantaría que estuviera la otra parte de Chavetas que se me ha quedado en casa (Paula), y que según escribo esto creo que se escaparía con los ojos cerrados, despido una noche más mi experiencia "minube" particular (aunque encontraréis mis rincones pronto allí a mi regreso).


Isaac, desde Funchal - Madeira (Portugal)

Video: Madeira, la isla tranquila (Junio 2020).

Pin
Send
Share
Send