Viajes

Edoya Hotel en Tokyo

Pin
Send
Share
Send


Llegamos al destino final de nuestro viaje (Japón 2008) y en cuanto a alojamiento, nuestro último Ryokan.

Durante nuestro viaje a los Mares del Sur de 2012 que volvimos a pasar por Japón, encontramos otra opción muy cerca del cruce de Shibuya que recomendaríamos más hoy por hoy. Tienes su review en

Tokyo es la capital de Japón. Esta metrópolis es el centro de la política, negocios, finanzas, educación, comunicación y cultura popular de todo Japón. Posee también la mayor concentración de sedes corporativas, instituciones financieras, universidades y colegios, museos, teatros y establecimientos de compras y de entretenimiento de todo el país. ¿Como nos planteamos el alojamiento aquí?

- Pasamos 6 días aquí, así que tenemos que buscar algo económico tras los caprichos de Miyajima y Hakone.
- No tener toque de queda (curfew) para poder llegar a cualquier hora.
- Habitación de estilo japonés con baño privado
- Cercano a buenas estaciones para comunicarnos con todo lo que queremos hacer desde aquí.

Fué quizás más dificil elegir el barrio en el que queríamos la ubicación del hotel que el propio hotel. Al final, después de mucho leer no nos quedaron dudas, nos alojaremos en el Edoya Hotel, muy frecuentado por españoles, sobre todo por su ubicación cercano a 2 estaciones JR y 2 de metro así como el no tener toque de queda para poder llegar tarde. También su aspecto económico fué importante

El proceso de reserva fué facil, ya que está todo muy bien indicado en su página web. Se hace por email a la dirección email protected (ACTUALIZACIÓN: Ya puedes hacer tu reserva para el Hotel Edoya por booking mucho más fácilmente y con opción de cancelación cuando quieras hasta 24 horas antes) y te contestan casi inmediatamente con las tarifas, facilidades, etc…

Volvimos a reservar una habitación de tipo Japonés con dormitorio y baño privado, para rematar el viaje.

Su ubicación es fenomenal. Está en el barrio de Ueno, un barrio tranquilo con restaurantes y tiendas alrededor. Tenemos 2 JR muy cercanas, la de Ochanomizu y la de Okachimachi, además de las paradas de metro de Yushima y Suehirocho. Esto nos pondrá en cualquier lado de la ciudad en poco tiempo, así como para las excursiones o traslado al Aeropuerto de Narita el día que nos vayamos.

La habitación que hemos reservado es de estilo japonés con baño dentro de ella y privada. Es una STANDARD TWIN/DOUBLE Japanese Style. Futones, baño, etc… como en el resto de Ryokanes en los que nos hemos alojado. Te dejan toallas y un yukata mientras estás alojado. Dispone también de secador, televisión, refrigerador y aire acondicionado. El baño además está completamente equipado con cepillo de dientes, peine, acondicionador, champú, gel y jabón.

En cuanto a la limpieza, leyendo en los foros y blogs (de otros españolitos), dicen que está muy bien cuidado. Habrá que verlo. Os contamos a la vueltaMás cosas a destacar son que dispone de wifi y ordenador en recepción, el personal habla inglés, dispone de servicio de limpieza, baños al aire libre, jardin o mini-zen y un buen restaurante, el Umejaya.El desayuno siempre que podamos, lo haremos en el Umejaya de 7:00am a 9:30am.

Vamosa hacer nuestra tradicional "VISITA GUIADA" del hotel.

Lo primero a comentar es que el Check-In, al igual que en el resto de Ryokans que nos hemos encontrado, se hace a partir del mediodia. En este caso se paga por adelantado (en el Check-In y no en el Check-Out) aunque aquí SI admiten TARJETA DE CRÉDITO

El aspecto tanto por fuera como por dentro es bueno. Y la ubicación, como habíamos comentado antes de ir, excelente. Hay todo tipo de restaurantes para comer por la zona (italiano, coreano, japoneses,… ) así como tiendas. Las estaciones JR de Ochanomizu y Okachimachi s encuentran a 10 y 15 minutos respectivamente, y la parada de metro de Yushima a 5 minutos. En esta zona son todo cuestas, pero no tan pronunciadas como nos temiamos, así que no se hacen duras (para bajar menos claro, jeje).


Es el alojamiento más parecido a un hotel que hemos estado, con más de 6 planta, la recepción en plan hotel, no hay que dejar el calzado en la entrada, etc… Hay muchos españolitos. De hecho es una de las bases de los españoles en Tokyo. Aquí nos encontramos con la gente de www.destinojapon.com (muy buena gente, que estaban comenzando su viaje)A pesar del aviso de Algogoku, parece que el señor de la entrada (que no la chica) atiende en inglés sin problema.



Llegamos a la habitación y parece limpia, que es lo más importante.



Aquí los futones ya están montado y la habitación, no excesivamente amplia para dejar las maletas, esta distribuida en dos partes, una zona donde esta la mesita, la tele, la cafetera, etc… y otra para la zona de descanso. Hay enchufes, un armario empotrado, los típicos yukatas, etc… Ah, eso si, estabamos en un 5º piso y NO TUVIMOS COBERTURA WIFI para el portatil. Si queriamos internet habia que bajar abajo.



Los futones son comodos, y la almohada tiene la arena, arroz o lo que sea como en algún otro Ryokan (el caso es que es comoda para dormir).



Lo peor, con diferencia, del alojamiento es el baño. A pesar de disponer de champú, geles, jabón, etc… el hecho de que con la luz que tiene apenas se puede ver, y que cuesta un mundo y parte de otro poner el agua templada, hace que no nos haya emocionado. Además a veces pegaba tortazos las cañerías, lo que nos hace intuir que ya tienen algunos años.El baño esta antes de entrar en la habitación a la derecha (o izquierda, según habitaciones). Al fondo se encuentra la bañera tipo "poceta" y al comienzo de todo, un habitaculo donde está alojado el W.C.



Entre uno y otro se encuentra empotrado una especie de aseo con lavadero donde apenas se ve con la luz, como comentabamos antes, y finalmente,


Otro punto flojo del hotel es el desayuno, incluido en el precio (te van dando un ticket cada día con la llave del hotel). Es rematadamente MALO. Éste se sirve en el restaurante del hotel, el Umejaya, de 7:00 a 9:30, pero ya había días que a las 8:15 cuando bajabas no quedaban panecitos y si se los pedias a la señora viejecilla que lo gestionaba hasta te miraba mal. Esa es otra, esta "viejecilla" tiene unas malas pulgas que a veces daban ganas de decirle algo.A parte de eso, el "buffet" (por llamarle algo) lo tienen en una habitación de 4x4 donde apenas caben 4 personas a la vez. Incomodisimo y subiendonos unos encima de otros. Una de las mesas tiene las comidas tipo japonés y la otra tipo occidental (las mesas ya casi ocupan toda la habitación). La variedad de cosas es cuasiridicula (no habia zumo, las tostadas te las preparas en una tostadora que a veces se estropeaba, fruta por supuesto nada de nada… ).A cambio, el hotel si tiene un detalle digno de alabar.

Por pasar de 5 noches de alojamiento te regalan un ticket para una cena gratis. Esta consiste en una cena tipo kaiseki con 2 platos a elegir. La verdad es que el restaurante pega un cambio, ya que te sirve una amable señora y la comida está realmente buena (al menos lo que elegimos nosotros entre todas las opciones que te dan, que son bastantes).



El precio por día y para 2 personas es de 10.010 Yenes, lo que para nuestras 6 noches hace un total de 60.060 Yenes (aproximadamente 366 euros, 61 euros por noche). Este importe incluye derecho a desayuno todos los días. Consulta disponibilidad y precios para el Hotel Edoya

¿Lo recomendaríamos? En esta ocasión, al igual que en el de Kyoto, dejamos al gusto del "consumidor" el elegirlo, sin atrevernos a recomendarlo 100%, eso sí, gustandonos bastante más que el anterior.

PROS: Situación, restaurantes y tiendas cerca, futones, yukatas, amabilidad (exceptuando la del desayuno)
CONTRAS: Luz y cañerias del baño, no hay cobertura wifi en pisos altos, espacio del tatami algo escaso, desayuno.

Desde luego, si lo que pretendes es usarlo para llegar a caer rendido en el futón como nosotros, es una opción a barajar que sale bien de precio y está bien comunicada.

Isaac, desde Tokyo (Japón)

Pin
Send
Share
Send