Viajes

Crucero por Bahamas

Pin
Send
Share
Send


Después de casi una semana en Orlando, la familia chavetas empezaba una nueva aventura, esta vez un crucero por Bahamas dejando atrás todos los parques temáticos, las atracciones y las emociones. Era la primera vez que íbamos a navegar por este área del planeta.

El crucero Dolphin sería el encargado también de proporcionarnos un poco de tranquilidad y relajación estos días, un barco que contaba todo lo necesario para viajar con toda la comodidad del mundo: piscinas, enormes salones, casino y un largo etcétera.

Salimos temprano de Orlando dirección Miami, donde cogeríamos el crucero por Bahamas. El puerto de Miami es el mayor puerto de cruceros del mundo, sus diferentes terminales tienen la representación de todos los grupos de cruceros a nivel mundial, ya que más de tres millones de viajeros lo utilizan anualmente.


Existen nada más y nada menos que siete terminales de cruceros los cuales ofrecen diferentes servicios así como cada compañía naviera posee su propio punto de información.

Lo más eficaz para llegar, al menos que tengamos contratado algún servicio adicional, es el taxi que en función del tráfico podría durar el viaje entre 10 y 15 minutos, ya que el Aeropuerto Internacional de Miami esta sólo a 15 kilómetros del puerto.

Pasamos la noche a bordo, camino de nuestro próximo destino, hasta que, de repente comenzó una gran tormenta. Tengo que decir que de pequeño tenía mucho miedo a las tormentas y recuerdo especialmente tres que no se me olvidarán en toda la vida. La primera de ellas en Sevill, nos encontrábamos disfrutando de unas vacaciones alojados en esta ocasión en un camping, y fué tan fuerte la tormenta que incluso se llegó a inundar la tienda de campaña, trasladándonos toda la familia al hotel más cercano, no paraban de caer rayos, la segunda en Donosti, mi ciudad y finalmente ésta.


El crucero se encontraba en medio de la nada, llegamos a pensar incluso que podíamos estar navegando sobre el Triángulo de las Bermudas, y que el Dolphin desaparecería en medio del mar, estábamos en el gran salón viendo el espectáculo que se ofrecía y los rayos caían a todos los lados del crucero una gran tormenta nos invadía así que esa noche no me fui a dormir muy tranquilo.

NASSAU, UNA CAPITAL DE CIENTOS DE ISLOTES

Bahamas iba a ser nuestro próximo destino y Nassau su capital, nuestra base de operaciones por así decirlo, en el que íbamos a estar los siguientes días.

Bahamas es un país constituído por más de 700 islas, cayos e islotes, geográficamente forman junto con las Islas Turcas y Caicos el archipiélago Lucayan, también denominado por extensión Bahamas.


 

Originalmente habitadas por los lucayos, una rama de la raza taina, las Bahamas serían el sitio dónde Cristóbal Colon arribó en su primer viaje al Nuevo Mundo en 1492, aunque los españoles nunca colonizaron las Bahamas, si navegaron por las islas buscando nativos para convertirlos en esclavos y mandarlos a España. Las islas quedaron deshabitadas desde 1513 hasta 1648, cuando colonos ingleses procedentes de la isla de las Bermudas se establecieron.

Así pues, se convirtieron en una colonia de la corona británica en 1718, después de la Guerra de la Independencia de Estados Unidos, miles de americanos leales a la corona británica se asentaron en las islas junto con sus esclavos, lo que llevo a una economía basada en las plantaciones. La esclavitad fue abolida en 1834 y gran parte de la población desciende de esclavos liberados y finalmente alcanzarían su independencia como Monarquía en la Mancomunidad de Naciones en 1973. En términos de renta per cápita, las Bahamas es uno de los países más ricos de América por detrás de Estados Unidos y Canadá.

Las Bahamas se dividen políticamente en un distrito central, Nueva Providencia, y treinta y dos distritos locales, regulados por un total de veinticinco administraciones que dependen del Gobernador general.


Las Bahamas tiene un clima entre tropical y subtropical, moderado por el influjo de las aguas de la corriente del Golfo. Sobre todo en invierno, estas islas sufren el azote de los huracanes, cuya temporada dura desde finales del verano hasta los últimos días del otoño.

En 2005 el país tenía una población de 301.790 habitantes, de los cuales la mayoría son de raza negra, siendo los blancos la minoría. El idioma oficial es el inglés, hablado por casi toda la población y el español lo utilizan principalmente inmigrantes cubanos y estadounidenses de origen hispano.

Las Bahamas es un país muy religioso, el cristianismo es la principal religión, predominando las confesiones protestantes como los bautistas seguidos de los anglicanos. y algunas personas se dedican a la practica de cultos sincréticos como el “obeah”, parecido al vudú.

Empezaba por tanto una nueva etapa en nuestro viaje, una etapa dónde nos alejábamos de las grandes multitudes y las urbes para estar en un paraje salvaje y tranquilo. Y con la misma fuerza de siempre.


Isaac (y Family) desde Nassau (Bahamas)

Video: Viaje a Miami y Crucero a las bahamas (Junio 2020).

Pin
Send
Share
Send