Viajes

Qué visitar en Frankfurt

Pin
Send
Share
Send


Hoy ha sido un día intenso y muy completo en una nueva ciudad. Siempre decimos que que no hay dos viajes iguales. Que dos viajeros verán un lugar de distinta manera siempre, dependiendo del clima, de su estado de animo, del momento del día y de su manera de visitarlo, y ya ni decir tiene que la diferencia será abismal con un turista. De Frankfurt no nos habían hablado maravillas, pero sin embargo, es posible que esas bajas ilusiones por esta ciudad nos hayan levantado alguna que otra sorpresa y hemos pasado un día muy divertido.

Frankfurt am Main o simplemente Frankfurt, es una ciudad con apenas 700.000 habitantes, que nisiquiera es una de las más grandes de Alemania, pero que sorprende ver como hoy por hoy es una de las metropolis de referencia de nuestro continente, y una de las más importantes histórica y económicamente de todo el país.

No eran ni las 8 de la mañana cuando ya habíamos cogido un taxi (26 EUR), pasado los controles de seguridad (hoy llevamos maleta de mano) y nos encontrabamos desayunando (6.55 EUR) en otro de nuestros habituales rincones del aeropuerto de Barajas (un día crearemos un post de "rincones que nos llevan a la imaginación" y en muchos de ellos aparecerán aeropuertos).



El vuelo, hoy con Air Nostrum (mucho mejor que los medianos aviones de Iberia tanto en comodidad como servicio -aún dan un refresco sin pagar-) durá alrededor de 2 horas y 15 minutos.

La sensación de volar es algo que jamás podré describir (Isaac) aunque Paula no lo comparta tanto. Verse despegando y en unos minutos superar la capa de nubes mientras amanece por el horizonte, sabiendo que cuando el avión en el que viajas tome tierra te encontrarás en un lugar nuevo para ti… simplemente es algo que nadie debería perderse. Desgraciadamente en nuestro entorno todavía hay mucha gente que considera que viajar es tirar el dinero, y más en los tiempos que corren y da igual los argumentos que les des. Dice un viejo amigo (al que todos conocemos) que "viajar es invertir en vida", y creemos que cada día estamos más de acuerdo con él, siempre y cuando sepamos buscar ese tan complicado equilibrio entre la obsesión por viajar y la vida familiar, un equilibrio que todavía seguimos buscando muchos (alguno que nos está ayudando con el viaje de verano entre ellos, !! muchas gracias por todo !!).

Media hora antes de mediodia ya estamos pisando la Terminal 2 del enorme Aeropuerto Internacional de Frankfurt (el segundo más grande de Europa con 50 millones de pasajeros anuales tras Heathrow), que se encuentra a 12 km de la ciudad. Desplazarnos al centro no es dificil, ya que la T2 y T1 están interconectadas por trenes, cada 2 o 3 minutos, y buses gratuitos, cada 10 minutos (nosotros cogemos el Sky Line Train que es una especie de monorail, parecido a los que veíamos en el Aeropuerto de Orlando de Florida en nuestro primer gran viaje, que deja a un lado las inmensas zonas de estacionamiento) y desde la T1 hay una estación para trenes de Larga Distancia y otra para Regionales, desde donde cogemos un S-Bahn (S8) para llegar hasta la Frankfurt Hauptbahnhof (Estación Central) al lado de donde nos alojaremos.




La ubicación del Intercity Frankfurt Hotel (TODA LA INFORMACIÓN DEL ALOJAMIENTO AQUÍ). Estamos a !! 1 minuto y medio andando !! de la Estación Central, y es un más que correcto alojamiento. Hemos hecho el check-in, dejado las maletas, comprado un agua (1.50 EUR) y cogido los bocatas que traiamos de ayer (gracias mami de Isaac) y puesto rumbo a nuestra primera parada del día, los pabellones de Messe, donde hemos llegado desde la Frankfurt Hbf, aunque esta vez usando el U-Bahn. Eso si, nos han bastado apenas unos instantes para saber que vamos a pasar MUUCHOO FRIO. Estamos entre 2 y -2ºC estos días. Este es el motivo de que Paula se haya comprado por el camino unos guantes en una tienda, ya que se los había olvidado (4.40 EUR)



La diferencia entre los S-Bahn y U-Bahn tampoco la tenemos muy clara, porque en la práctica son muy parecidos (los U-Bahn en Frankfurt tampoco son metro subterraneo profundo). Los S-Bahn en teoria alcanzan poblaciones regionales en su final de trayecto y los U-Bahn no. A mayores hay una red de tranvías y autobuses impresionante, y encima los 4 medios tienen unas frecuencias de apenas unos minutos. En resumen, una red pública que ya quisieran muchas ciudades.

Con la entrada en la Feria tenemos incluidos los transportes gratuitos en toda la red RMV (regional de Hesse), pero como en Praga, nos ha creado curiosidad ver como aquí no hay ningun tipo de maquina de control, es decir, que si no viniese un inspector se podría viajar "poco eticamente" gratis. !! PUES AVISO PARA NAVEGANTES !! Ha sido subirnos al U4 hacia la feria y han aparecido 2 inspectores pidiendo tickets y billetes a todos tras identificarse con una tarjeta, incluido el nuestro. Es la primera vez que lo vemos en cualquier viaje o escapada.

Lo primero que nos hemos encontrado, nada más llegar a los impresionantes pabellones de Messe donde se desarrolla la feria, es el tercer rascacielos más grande de Europa, el Messeturm (257 metros). Casi al lado están los pabellones 5, 6 y hasta 11 donde nos dirigimos



De la Feria a la que asistimos no vamos a hablar demasiado. La "Christmasworld" de Frankfurt es el gran encuentro de Europa para el sector de la decoración y de los productos estivales, y más concretamente de los productos de Navidad para la nueva campaña. Aquí se presentan las nuevas tendencias e innovaciones.




Hay que admitir que hay artículos realmente innovadores, especialmente en uno de los pabellones por los que hemos pasado por mera curiosidad, tras un pequeño descanso y unos refrescos (6.20 EUR).




Tras una primera toma de contacto (regresaremos mañana) hemos decidido dividir Frankfurt en dos rutas. Lo primero que hay que conocer de Frankfurt es que durante los bombardeos de 1944 el 80% de la ciudad quedó completamente derruida, con lo cual el merito de la espectacular recuperación económica de la ciudad es absolutamente deslumbrante. La primer ruta, la de hoy, nos llevará precisamente a ese simbolo de recuperación, la Frankfurt financiera, la de las comunicaciones, la de los rascacielos; dejando así la más tradicional para mañana. Nuestra ruta ha sido algo parecido a esto:

Para ello hemos bajado a la S-Bahn de los pabellones y nos desplazamos hasta la estación de Taunnusanlange. Paseando paralelamente a la calle del mismo nombre, comenzamos a observar los magetuosos edificios que salen en las postales de la ciudad así como alguna nueva edificación en plena construcción que requiere de imponentes grúas para alzarse



Casi sin querer hemos llegado a uno de los simbolos de la ciudad, la Eurotower o Eurotorre, donde actualmente hay una macroacampada en protesta por el sistema que controla los mercados y que invade hasta el símbolo del euro. En este rascacielos, de 148 m, se encuentra la Sede del Banco Central Europeo (BCE) del que tanto oimos hablar en las noticias ultimamente. Su construcción se finalizó en 1977.



Subiendo hacia el Norte por Neue Mainzer Strabe vemos el verdadero distrito financiero, una calle que mezcla colosales rascacielos con moles de piedra y aluminio más bajas. Estamos en el corazón económico de Europa.



La Main Tower que vieramos antes de lejos va a ser nuestra próxima parada. Se trata de uno de los rascacielos más famosos del distrito financiero de Frankfurt con 200 metros de altura, completamente cristalizado y con 56 pisos, y punto de referencia para un primer vistazo de situación de la ciudad. El ascensor, tras pagar la entrada (5 EUR Isaac y 3.5 EUR Paula con carnet de estudiante), da acceso (a velocidades de hasta 20 km/h que se siente en la cabeza) a los pisos 55 y 56 solo y exclusivamente, donde se encuentran un restaurante/bar y la pasarela a la terraza con vistas a la ciudad.



Hoy no vamos a tener suerte. La intensa niebla que desde que aterrizamos invade la ciudad, parece sacada de las mejores películas de terror y suspense. Lo que si podemos observar es un edificio a tener en cuenta justo a nuestro lado, el Commerzbank, construido entre 1994 y 1996 y diseñado por Norman Foster y sus socios utilizando hasta 18.000 toneladas de acero.

UNA DE RASCACIELOS MÁS ALTOS: ¿Sabías que la Torre Commerzbank es la segunda edificación más alta de toda Europa con sus 259 m? La primera es el Palacio del Triunfo en Moscú y la tercera la anteriormente mencionada Messeturm.

Pero según la lista de rascacielos más altos del mundo de Wikipedia, en Europa nos queda mucho que "subir" si queremos llegar al nivel de otros continentes. Los 30 primeros puestos de la totalidad de la lista están copados por apenas 5 países (Emiratos Arabes, Arabia Saudi, Estados Unidos, Taiwan -si se puede considerar país- y China). Para encontrar el Palacio del Triunfo de Moscú tendríamos que irnos al puesto número 69, y para la Commerzbank al 156. En fin…

La luz intensa amarilla que se suele ver en el Sky Line de Frankfurt procede de este edificio, con lo cual no tiene perdida el referenciarse con él



Curiosidad nos causa, ya bajando de las alturas y unos metros más adelante, la Operplatz o Plaza de la Opera que alberga el antiguo Teatro de la Opera. Sufrió un gran deterioro durante los bombardeos de la II Guerra Mundial pero fue reconstruida y hoy por hoy permanece impasible a su alrededor en medio de estos monstruos de acero, alumino y piedra



Dejando atrás esta gran plaza nos adentramos por los jardines Bockerheimer donde ya casi de noche comenzamos a divisar la Main Tower y la Torre Commerzbank de fondo completamente iluminadas. En esta nueva zona verde, junto al estanque prácticamente helado, se encuentra el Cenador de Nebbien que mandó construir el editor Marcus Johann Nebbien en 1810 con motivo de su tercer matrimonio y que todavía se conserva. Ya justo en el extremo de los jardines vemos una torre vigía y de prisión, la Torre Eschenheimer, que perteneció a una antigua fortificación medieval entre los años 1426 y 1428 y que hoy es casi un simbolo más de una calle de gran volumen de tráfico.




Seguimos paseando en esta curiosa ruta moderna que nos hemos diseñado hoy, para llegar a la plaza An der Haupwache, una curiosa e inmensa plaza que contrapone Hauptwache, una estación de vigilancia estilo barroco construido en 1730 que hizo también de prisión, con los boulevares más amplios de la ciudad llenos de tiendas, centros comerciales y locales hosteleros.



Precisamente en uno de ellos, el Zeil Galerie, nos vamos a cobijar un rato del frío e intentar tomar algo caliente. Nos ha llamado la atención la fachada de cristal y la cúpula de vitrinas…



… pero lo que desconocíamos es que en su zotea dispone de una terraza con unas de las mejores vistas de la ciudad, con Haupwache y el Sky Line como atractivos principales.



Tras ese café y ese crepé (7.20 EUR), y ya con el cuerpo en temperatura lejos de congelación (hace frio pero no es húmedo como en Praga), hemos llegado a la Bolsa de Frankfurt donde se comercian y negocian los fondos de la empresas del país y además es la tercera Bolsa más importante a nivel mundial. Fuera se encuentran dos estatúas que simbolizan dos terminos bursátiles, el toro y el oso. El toro es calificado como momento alcista y el oso todo lo contrario, bajista. Esta terminología parece que comenzó a utilizarse en la Bolsa de Nueva York cuando las ventas de acciones al descubierto eran legales y la "gente vendía la piel del oso antes de cazarlo". En fin… que nosotros somos muy escépticos a todo esto, así que a lo nuestro



Y lo nuestro se llama gastronomía, y en esta zona se llama Grobe Bockenheimer Strabe (o también conocida como Frebgrass), amplia calle que ofrece gran variedad de restaurantes de todo tipo y tiendas de tipo gourmet y delicatesen (curiosas). Parece ser que incluso hay una fiesta anual en los meses de Junio con espectáculos muy populares



Nos hemos decidido por un local tipico alemán llamado Das Wirtshaus que nos ha gustado mucho, y que por 45 EUR (incluida propina) nos hemos metido para el cuerpo dos cervezas, una ensalada, una sopa de goulash (estilo hungaro), un plato especialidad de cerdo con huevo frito y un mixto de salchichas… !! TOMA YA !! jejeje



¿Salchichas? Nosotros la verdad es que no teníamos muy claro la diferencia entre los tipos de salchichas (wurst en alemán) que existen, y nunca está de más venir al paraiso de la salchicha Frankfurt para empezar a distinguirlas (tampoco es que sea nuestra devoción, pero ya que estamos). En la foto de aquí abajo vemos que de las 3 que aparecen, la del medio es la que todos conocemos como Frankfurt. Pues bien, parece ser que la que más se vende en la propia ciudad nisiquiera es esa, sino que son las Wiener o de Viena. La diferencia es que la Frankfurt es exclusivamente de cerdo y se ahuma, y la Wiener es mezcla de cerdo y ternera y no se ahuma.

Además de la Frankfurt, la de arriba es una salchica tipo Bratwurst, elaborada con carne de cerdo y embutida con tripas al natural y la de abajo (creemos) una salchicha tipo Oaxaqueña.



Dejando las salchichas de lado, es ya muy tarde y mañana nos espera otro día intenso. Antes compramos unas postales (3 EUR).

Como siempre, familia, amigos y lectores, estamos fenomenal por esta pequeña metropoli. De hecho, hay quién habla de Frankfurt como Mainhattan, relacionando el termino Frankfurt Main con aquella ciudad americana. Después de conocer hoy su lado más imponente, el Frankfurt de las alturas, damos fé de ello. Mañana más…


Paula e Isaac, desde Frankfurt (Alemania)

GASTOS DÍA 1: 108.35 EUR

Pin
Send
Share
Send