Viajes

Qué visitar en Macao

Pin
Send
Share
Send


Siempre he dicho que a veces nos ilusionamos por ciertas cosas y hasta que las conseguimos no descansamos. En su día escribí sobre viajes diferentes, viajes a conocer verdaderas ciudades casinos en ESTE ARTÍCULO. Hacía tiempo que nos apetecía conocer Macao, y hoy por fin ese día llegó.

Son las 7'00 cuando nos levantamos. Desayuno rápido y metro (4 HKD cada uno) hasta Sheung Wan, para coger en la terminal Macau Ferry el Turbojet (134 HKD cada uno) de las 8'15 que nos llevará a un nuevo territorio, tras pasar las aduanas respectivas (no se necesita visado tampoco).

Realmente hay más opciones, pero Turbojet es la más rápida… mmm… por agua, ya que también hay helicóptero.




Vaya cabezadita de 1 hora que nos echamos. La verdad es que es un inventazo estos jets, van a toda leche y tienen salidas cada 15 minutos (exceptuando de 00:00 a 7:00 que lo hacen cada 30 minutos).


Llegamos a Macao. El día no ha mejorado mucho respecto a Hong Kong. Desde ayer por la tarde/noche que intentamos ver algo desde la Peak Victory en Hong Kong se ha vuelto "raro" el tiempo. Aquí está lloviendo, así que unos paraguas de 20 PATACAS cada uno, nos van a venir genial.

¿PATACAS? Siiiiiiii!! Patacas es la moneda oficial de Macao, aunque aceptan perfectamente los HKD en todos los sitios. Otra cosa que nos sorprende es que nada más llegar nos bombardean 4 o 5 sms de los principales casinos de Macao con sus ofertas.



El día de Macao ya lo traía bastante pensado. Es un día al que le he puesto un cariño especial. Finalmente hemos hecho una ruta parecida a la siguiente:

Al comenzar a llover más fuerte, lo primero que hemos hecho es coger desde el embarcadero (1) un taxi (30 PATACAS), pasando al lado del Faro de Guía (2), en lo alto de una colina construido por los primeros portugueses, hacia el ICONO o SIMBOLO de Macao, las Ruínas de San Paulo (3)

Está lloviendo muy fuerte y buscamos un lugar para cobijarnos y tomar un café y unas tartas (101 PATACAS), un lugar acogedor que la verdad ha sido un éxito encontrarlo.



Al fin ha parado. Ahora si, nos acercamos a las Ruinas de San Paulo (3), que en realidad pertenecían a una Iglesia, la antigua Iglesia de "Madre de Deus" pero fué destruida por un incendio en 1835 quedándo apenas el pórtico, ahora símbolo de la ciudad.




Estas ruinas, junto con la Fortaleza Do Monte (4) a la que subimos, son Patrimonio de la Humanidad por Unesco. Las vistas desde aquí son impresionantes de todo Macao.


Esta fortaleza fué construida por los jesuitas en el S.XVII y fué diseñada para protegerse de los ataques de enemigos provenientes del exterior de la ciudad. Allí podemos ver todavía los diferentes cañones de la época.




Pero lo que realmente nos sorprende de Macao no es su parte cultural, sino que es una ciudad que engloba y encierra tres caras, la mugrienta, la colonial y los casinos.


Desde aquí se pueden observar perfectamente integradas, como entre unas casas más bajas ergen verdaderos rascacielos y casinos (entre ellos perfectamente el Grand Lisboa). Un contraste duro, la verdad.

Comenzaremos hablando de las mugrientas. Me parece increible comprobar como una ciudad con tanta historia y tanta cultura, se haya venido abajo presentando una imagen de decadencia en muchos distritos realmente asombrosa. Hoy por hoy, si no fuera por la llegada de los casinos, esta ciudad hubiese sido un verdadero lugar sin interés, pués hubieran acabado con su parte colonial.




Bajamos por las calles, y vemos que hay tiendas todavía sin abrir (tienen horario de casinos). También comprobamos en las que han abierto que los precios son caros, al nivel de España o incluso en algunas cosas un poco más. Es lógico pues hasta aquí viene gente con mucho dinero para jugar a los casinos.

También nos sorprende ver que aunque fué colonia portuguesa, conducen como los británicos, como en Hong Kong. Seguimos bajando y empezamos a ver zonas coloniales




… hasta llegar a la Plaza del Senado (8) que durante siglos fue el centro administrativo de Macao y donde se encuentran algunas de las edificaciones más significativas


Aquí si que se ve el verdadero centro histórico y la herencia de Portugal en Macao, incluso con similitudes con la propia Lisboa. Aún con todo esto, apenas hemos encontrado casi nadie que hablase portugués. Aquí todos hablan chino y muy poquita población, de suss 500.000 habitantes, conserva el portugués. Seguimos viendo el Leal Senado (7), la Santa Casa de la Misericordia o la Iglesia de Santo Domingo (5)




Avanzamos por la calle Almeida Ribeiro, o aquí llamada también Sang Ma Lou, una avenida comercial inmensa, llena de tiendas. Callejeando comenzamos a ver tiendas muy curiosas de todo tipo. Por cierto, que callejear da gusto, aquí no hay los agobios de Guangzhou ni Hong Kong.




Pero sin duda, lo que más nos sorprende es la de tipos de comida (alguna probamos 35 PATACAS) que no habíamos visto antes, desde las famosas tartaletas de huevo de Macao hasta una especie de dulces, bollos o churros/porras…







Siguiendo entre las calles llegamos a una que nos ha hecho especial ilusión, la denominada Rúa da Felicidade (6)



¿Os suena? Es donde se rodaron las primera escenas de la película "Indiana Jones y el Templo Maldito"

IMÁGENES: ¿Quién no recuerda la persecución de los mafiosos del local "Obi Wan" a Indy hasta el Aeropuerto? Es ya un clásico…


Seguimos bajando hacia el mar, y aquí llegamos al tercer cambio. Si ya hemos pasado de ver la zona más mugrienta y descuidada de la ciudad, a la maravilla de las calles coloniales, en estos momentos cambiamos de tercio y vamos a los barrios más lujosos (joyas, tiendas de marca, casinos… ). He aquí el contraste…



Antes de comenzar la visita a esta "tercera cara" de Macao, comienza a sonar la llamada del estomago, así que hemos decidido preguntar por un sitio típico. Un amable lugareño nos ha indicado un lugar en la Calle Central, subiendo, llamado Alfonso III, de cocina colonial portuguesa. Ahí vamos…



!! Menudo acierto !! Tras varios días pidiendo comida china (la menos), japonesa, italiana y todo lo que hemos podido, hoy nos ha tocado algo parecido a "Casa Pepa" a lo portugués, en un sitio pequeño y muy lugareño. Hemos salido encantados con nuestras sopas de cocido, bacalao a la brasa, brochetas de gambas y pierna de "borrego", acompañado de un buen vinito (810 PATACAS). No podíamos haber elegido mejor.




Pero si por algo es conocido Macao es por sus casinos, por ser "Las Vegas de China", y ya desde 2006 el lugar número 1 del mundo en recaudación obtenida. La razón muy sencilla, a menos de 5 horas viven 3000 millones de personas, mientras que en Las Vegas "apenas" 400 millones.

Hay multitud y cientos de casinos, cada vez más, pues es el único lugar de China donde el juego está legalizado. Son verdaderas obras faraónicas, especialmente tres, el Grand Lisboa (9), el Sands (C) y el Venetian (D). Al primero nos acercamos…



Si por fuera es espectacular, no menos son sus "halls". Pero lo que más impresiona es ver a cientos… o miles de personas jugando y jugando en sus casinos, muchos de ellos muy jovenes, incluso viendo perder 400 € en apenas 5 segundos. Hay todo tipo de máquinas de última generación. Eso si, FOTOS LAS JUSTAS.




La hora de ver el segundo casino más grande del mundo ha llegado, para ello cogemos otro taxi (47,50 PATACAS) y atravesamos el puente de la Amistad, un viaducto de longitud 800 metros y altura máxima ede 30 metros sobre el mar que conecta la península de Macao con la isla de Taipa


Realmente aquí te puedes mover desde el embarcadero en buses de los casinos gratis, pero como sólo disponemos de un día, hemos decidido optimizar el tiempo ya que los taxis son muy baratos.

Macao se compone realmente de 3 islas, estando en Taipa y Coloane su Aeropuerto Internacional

Taipa es la isla de los casinos. Si ya Macao tenía decenas de ellos, aquí podemos ver verdaderas megaconstrucciones una al lado de otra. Y muchas que están haciendo a mayores todavía. Vamos a ver el casino más famoso de todo Macao, The Venetian (D) y el segundo más grande del mundo tras The Palazzo en Las Vegas. Casi 1.000.0000 m2, 3000 suites, 3400 maquinas de juegos, 800 mesas, 15.000 asientos para entretenimiento y eventos deportivos…


Sus interiores son amplios y no sería de extrañar que tuvieran un mapa para saber como llegar a los sitios. Está dividido en cuatro áreas de juegos diferentes llamadas Golden Fish, Imperial House, Red Dragon y Phoenix



Pero lo que realmente nos ha impresionado, al igual que su gemelo en Las Vegas, es ver VENECIA en su interior. Si si, una recreación inmejorable de Venecia con el cielo simulado dentro del edificio, con góndolas y gondoleros cantando en italiano a todo trapo, canales, puentecillos y demás detalles, todo rodeado de tiendas de precio imposible para nuestros bolsillos. Nos hemos tomado un cafecito y unos helados (252 PATACAS !!ni en la propia Venecia!!!), eso sí.




Salimos de allí y nuevo taxi (50 PATACAS) regresando a la isla de Macao, con parada en la Macao Tower (10). Hoy no vamos a hacer la de ayer. El día está malo, y aunque nos gustaría, no se va a ver nada desde arriba y tienen suspendida también una "pequeña atracción" que quería hacer. Así que tras una pequeña vuelta por el centro comercial, nos dirigimos también en taxi (30 PATACAS) a la zona del Sands Macao (C), donde no vamos a entrar.


Donde si entramos es en una especie de centro comercial con restaurantes y tiendas llamado Fisherman's Wharf (B), con replicas de templos, el Coliseum y un precioso lado al mar




Es hora de volver al embarcadero (1) y volver a atrevesar, esta vez por debajo en nuestro Turbojet (270 PATACAS cada uno el nocturno), el puente de la Amistad rumbo a "casa", a Hong Kong. Precioso todo iluminado.



Macao, una ciudad de contrastes, una ciudad de lujo donde llegan hasta los mejores vinos españoles, donde se entremezclan motos y coches, la pobreza y los McDonalds, cientos de taxis a ritmo frenético, tiendas de verdadero glamour… y no tanto, buses, carteles, y tendidos eléctricos. Una ciudad que vive con tres caras fusionadas y cuyo 70% de riqueza proviene de los casinos…










Ahora os escribo desde el Harbourview Hotel (análisis completo del alojamiento en ESTE ARTÍCULO) de Hong Kong una vez llegados en metro (4 HKD cada uno), como siempre con la bahía iluminada en mi ventana. No sabría decir los sentimientos que tengo de Macao, un concepto de ciudad tan diferente como mi visión en caliente de ella. Quizás deje pasar unos días para saber que me traen los recuerdos. Familia, amigos y lectores… !! seguimos genial !!


Isaac & Familia, foto de Macao pero ya en Hong Kong

GASTOS DEL DÍA: 576 HKD (apróx 51.99 euros) y 2414,50 PATACAS (apróx 217,92 euros)

Pin
Send
Share
Send