Viajes

Aterrizando en Nadi, en las Islas Fiji

Pin
Send
Share
Send


Hay días en todo viaje (y más en este) que poco hay que contar. Hoy acaba nuestra "Uepi experience" y vamos a intentar salir de Islas Salomón, que esperamos que no nos resulte tan complicado como la entrada, jaja. Con cierta pena hemos hecho de nuevo nuestras mochilas, hemos tomado nuestro ultimo desayuno, hemos pagado todas las consumiciones y vicios de estos días (1.228 SBD) y nos hemos despedidode nuestro acogedor cobijo, del lagarto Pascual, de Rockefeller, de tiburcio, de los Coconuts Crabs, de los dives, del snorkell, del kayak, de los cocoteros, de la preciosa Marovo Lagoon y de nuestros buenos amigos Danielle, David, Katty y Ian.


Volver a atravesar la laguna, los miles de canales, las boscosas islas inhabitadas, las villas de la gente de Nueva Georgia, es un verdadero privilegio y una gran recomendación para futuros viajeros. Pocos lugares se ven en el planeta como este de este tipo.

Mira que hemos visto aeropuertos "cutres", por llamarlo de alguna manera. Alguno en África era de poema, como el de Diani en Kenia, por ejemplo. Aún así, el de Seghe se lleva la plama al honor de ser el "más cutre" jamás visto. Si es que por tener, casi no tiene ni pista…


 

Nuestra ruta de hoy no tiene mayor historia que alcanzar la Terminal Domestica en Honiara y desde allí trasladarnos a la Terminal Internacional (son 100 metros andando a 33ºC) y facturar hacia Nadi, donde tenemos conexión con la otra parte de la isla donde se encuentra la capital de Fiji, Suva.

Pero como todo esto sería muy fácil, le hemos puesto más emoción como siempre. El vuelo de Fly Solomon, operado por Air Niguri (aerolinea de Papua Nueva Guinea) viene retrasado casi !! 3 horas !!, con lo que nos ha dado tiempo a comer algo (48 SBD), comprar unos regalitos (158 SBD), hacer unas llamadas con unas tarjetas de prepago en "perfecto inglés" (15 FJD porque se nos habían acabado los SBD) y, por fin, despegar hacia Nadi (!! mira que cuesta entrar y salir de este país !!) El vuelo, de apenas 3 horas, ha supuesto una oportunidad estupenda para recopilar nuestra primera parte más "aventurera" del viaje, con casi todos los objetivos marcados cumplidos. Así, hemos comenzamos en Santa Mónica, en el fin de la ruta 66, y esas gambas del Bula Gump, para pasar un día de niños en el Disneyland original

 
 

… una estrella en la calle de la fama de Hollywood nos ponía en ruta hacía Vanuatu, tras el extraño fenómeno de perder un día por el camino, y especialmente al secreto de la Isla Misteriosa de Tanna


 

… y el temible alma de la isla, el Volcán Yasur, que la domina desde el sureste, y que contrasta radicalmente con las preciosas cascadas Mele que emanan de la montaña en la isla Efate que acoje la capital, Port Vila…


 

… Huyendo del diluvio, y tras un breve paso por Sydney y Brisbane por culpa de Air Pacific, aparecimos en Honiara y las reliquias de la famosa batalla de Guadalcanal, que además de un terremoto de 6.6, nos dejó espectaculares atardeceres


 

… para finalmente acabar el primer tercio de la expedición en el área de Seghe, en el maravilloso espectáculo de la naturaleza que deja Marovo Lagoon.


Aquí hemos tenido que optar por seguir descubriendo la Melanesia menos conocida o optar por introducirnos en la Polinesia. La Melanesia contiene varias islas independientes que hoy por hoy son país, además de Fiji, Vanuatu e Islas Salomón, cuenta con Papúa Nueva Guinea, y dependientes de Nueva Caledonia, Norfolk, las islas de Almirantazgo, los archipielagos de Bismarck y Lousiade. Papúa Nueva Guinea es un destino que a corto plazo nos apetece mucho, pero creemos que merece la pena estar al menos un mes allí, y Nueva Caledonia lo dejaremos para futuras visitas parciales como ahora.

Es así que casi sin querer estamos aterrizando en Nadi (Fiji) alrededor de las 21'00. Los controles de pasaportes e inmigración vuelven a ser lentisimos, con lo que si hubieramos tenido alguna oportunidad de coger nuestro enlace de las 20'15, las hubiésemos perdido por el camino…

ORGANIZANDO SOBRE LA MARCHA:

Por un lado, Fly Salomon no funciona ni de lejos como Air Pacific. Ha sido llegar a Nadi y darnos alojamiento, transporte, cena y el primer vuelo de la mañana a Suva a las 6'30, con lo que nuestros planes siguen intactos. Así da gusto.

Por otro lado, hemos confirmado que los vuelos a Tuvalu salen los Martes y Jueves y, tras hablar con Floren durante mucho tiempo, no vamos a dejar pasar la oportunidad de alcanzar el país de la "tele" (o al menos del dominio .tv). Intentaremos llegar al atolón de Funafuti y pasar al menos allí 2 días. Perdernos por sus minusculas islas sería muy arriesgado si queremos profundizar en Tonga y Samoa.

Estamos en el país independiente de Fiji, por donde ya pasaramos eventualmente el día que volabamos desde Los Angeles hacia Vanautu. Fiji es posiblemente el país más conocido de este área del planeta, y a veces confundido con la Polinesia. Comprende de 300 islas, cuya tamaño es muchas veces ridículo, pero dos de ellas son mucho más grandes: Vanua Levu (tierra grande) y en la que nos encontramos, Vitu Levu, una de las más grandes de Oceanía.

Fiji es muy posible que lo utilicemos en gran parte de "hub", pues es el centro de todos los vuelos de Air Pacific de la zona, y ya que en los últimos años ha sido presa de los turistas estadounidenses y australianos en busca de lugares paradisiacos, submarinismo, rafting o surf, lo que ha hecho que en la última década haya ido perdiendo su autenticidad. Aún así, parece que guarda tesoros, y vamos a intentar irlos descubriendo en nuestros diferentes pasos por aquí. Hoy de momento el día no da para más, y nos han trasladado a un tal Skylodge bastante aceptable, donde hemos podido cenar algo y caer rendidos. Como siempre, familia, amigos, lectores… !! ESTAMOS GENIAL !!

 

Isaac y Paula, desde Suva (Fiji)

GASTOS DEL DIA: 1.276 SBD (apróx 135.74 EUR) y 15 FJD (apróx 6,82 EUR) y REGALOS: 158 SBD (apróx 16,81 EUR)

Video: aterrizaje en fiji (Septiembre 2020).

Pin
Send
Share
Send