Viajes

La idílica Fongafale en Tuvalu

Pin
Send
Share
Send


Es realmente apasionante ver lo diferentes que somos las personas de un punto a otro del planeta. Mientras en Occidente corremos y corremos (aunque todavía alguién tiene que explicarnos a donde corremos, en Tuvalu) se pasan la vida esperando y esperando. ¿Esperando a qué?

Amanece un día precioso desde la terraza de nuestro antiguo Vaiaku Lagi Hotel, dejando esos colores azul turquesa de una laguna realmente increible en la zona interior de Fonfagale.


 

Si todo va bien, hoy saldremos de aquí, posiblemente para no regresar nunca (aunque no hay que decir eso jamás), y nos toca re-hacer las mochilas, desayunar y hacer el check-out (362,50 AUD incluyendos comidas y cenas) para pasar la última mañana tranquila por el municipio de Vaiaku. !!Nos han regalado dos collares también!!


 

!!Derrepente vemos una japonesita que vino con nosotros en el avión del Martes con todo ya preparado y yendose al Aeropuerto!! Es una comercial representante de motos. !!Pero si faltan 5 horas!!. Nos genera un poco de mosqueo y le vamos a preguntar…

!!QUE EL CHECK-IN ES SOLO DE 8'30 A 10'30!! ¿Y donde han avisado de eso? Siguiendo nuestras aventuras con los vuelos, los retrasos, las cancelaciones, los adelantos… ahora nos toca "descubrir" que la facturación de nuestro vuelo que sale a las 13'05 de la tarde será solo hasta las diez y media. No lo entendemos, pero vamos a la rústica terminal a dejar nuestras mochilas embarcadas, a pagar las tasas de salida (30 AUD cada uno) y regresar al hotel a cubrir la tarjta de salida. Una familia que había venido con nosotros nos ve, y sin preguntarnos SALE CORRIENDO A LA TERMINAL TAMBIÉN, jajaja

Pasado el susto inicial, y con un ligero cambio de planes (queríamos haber cogido unas bicis para dar un paseo), comenzamos a volver a ver esa aglomeración de motos que ya vieramos el otro dia.


Aunque apenas vieramos hombres trabajando, hoy hemos descubierto algo más. Parece que el sistema de la comunidad todavía sobrevive en gran medida en Tuvalu. Cada familia tiene su propia tarea, como la pesca, la construcción de viviendas o la defensa y estas habilidades se transmiten de padre a hijo. Excepto el domingo, que sigue siendo el día de adoración religioso y NADIE trabaja, como en otras islas de la zona


 

También hemos descubierto el porqué hay tantos supermercados y tiendas, aquí llamadas "futi" o tiendas en propiedad del Gobierno. Resulta que estas tiendas son similares a una tienda de convivencia en las que se puede comprar alimentos al por menor enlatados o empaquetados y en los que las mercancías son más baratas, debido a las subvenciones del Gobierno. Hoy vemos una especie de comisaría, una tienda de helados y un "CYBERCAFÉ", jajaja




Pero no lo hemos podido evitar y hemos vuelto a la Oficina Filatélica. Es una oportunidad única (42,40 AUD) y el otro día apenas compramos unos sellos. Aquí hay sellos de todos los momentos importante de la humanidad y desde 1975 están creados por Tuvalu. Es una colección realmente esquisita.


 

Los hay del cambio climático, de la guerra civil americana, de Elvis, !!de Navidad!!, de aviones antiguos… y todos con diferentes valores y precios


 

Otra cosa a comentar, y sin querer ofender a nadie, es la belleza de las chicas. Ni en Vanuatu, ni en las Islas Salomón, ni en las propias Fiji, hemos encontrado a ninguna chica "guapa". Aquí, en el primer país de la Polinesia que pisamos hemos conseguido ver las primeras por fin. Eso si, el problema de la obesidad maldemico de todas estas islas no se lo quita nadie.

ORGANIZANDO SOBRE LA MARCHA:

Bueno, nuestros planes para los próximos días parecen organizados. Mañana saldremos hacia Tonga, donde nos alojaremos en la Toni Guesthouse e intentaremos ver algo de la capital, aunque nuestro objetivo es salir a la mañana siguiente hacia Vavau donde pasaremos 3 noches. El archipielago de Vavau es una de esas maravillas del Pacífico que nadie debería perderse… a ver si logramos llegar

Hay vuelo via Nadi a Apia, Samoa, el Martes que viene, lo cual podría ser una buena continuación para Tonga, y como es de tarde/noche podríamos recorrer Tongatapu, la isla principal que acoge la capital.

En estos momentos parece que están preparando para salir al AIR FORCE que llegó anoche. Las sirenas comienzan a sonar, y las calles son cortadas. Funafuti se detiene.


 

Para lo pequeño que es el país, la pista es relativamente grande, incluso más que la del Aeropuerto de A Coruña, por lo que estos aviones pequeños apenas necesitan de la mitad para despegar


 

No vamos a despedir Tuvalu sin acercarnos al muelle, previo tomar un refresco en el Filamona (4 AUD). El color de las aguas nos apasiona.


A estas horas de la mañana hay marea baja, y las rocas a ambos lados se dejan ver en lugar de esas arenas blancas de otro lugares idílicos del planeta, todo debido a la terrible erosión que sufre el país, al calentamiento global y la incertidumbre de saber que apenas le quedan 40 o 50 años de vida…


 

Aunque mucha gente dice que este es el país más aburrido del mundo, el poco tiempo que hemos permanecido en él nos ha apasionado tanto, su vida, su cultura, sus gentes, que no nos ha dado tiempo a echar en falta nada. La isla es preciosa y nos llevamos los mejores recuerdos de este lugar: sus gentes, sus muertos en el porche de la casa, sus supermercados, sus apenas dos gasolineras, sus tanques de agua de lluvia con alguna que otra pérdida…


Acaba de aterrizar con 30 minutos de adelanto el Pacific Sun de Air Pacific que nos llevará a Suva. Alrededor se vuelve a reunir todo el pueblo. Algunos aprovechan a poner sus colgantes para los nuevos viajeros. El único Duty Free móvil del mundo se encuentra ahora abierto para los que nos vamos…


 

Bomberos, sirenas a todo volumen, bandera roja y maletas preparadas. Todo está listo para despedir este lugar de donde llevamos los mejores recuerdos…




El avión es el mismo que nos trajo hace ya 2 días, que parecen 2 semanas…


Con cierta tristeza subimos las escalerillas que nos harán dejar atrás un país que bien merece la pena unos días


 

El avión de helices se eleva en la pista llegando hasta uno de los extremos de este fantástico "boomerang" donde a esta hora de marea baja se pueden ver todos los bancos de arena que lo rodean, además de la preciosa laguna azul turquesa


 

La imagen ahora quedará en esta foto y en nuestra retina, con los mejores deseos de que Tuvalu aguante lo máximo posible en este lugar privilegiado del planeta, en sus Mares del Sur.


El aviín, como el otro dái, ha salido con una antelación de 30 minutos, y el vuelo vuelve a durar 2 horas y 20 minutos atravesando bastantes zonas de nubes y con algún altibajo.

En Suva nos espera la preciosa bahía de Lami, que ya nos acogió hace 3 noches y a donde llegamos en taxi (40 FJD), una sesión de SPA para Paula (120 AUD) y un detallazo del hotel hacia nosotros


 

El resto del día no tiene mayor trascendencia. Si ya en Maldivas colgabamos un cartel, hoy podríamos añadirle un pequeño parrafo más. "Se busca parcelita en zona de montaña a más de 100 m sobre el nivel del mar para 300.000 habitantes de Maldivas y 12.000 habitantes de Tuvalu, a costo módico. Se ofrece gratitud eterna. Islas Maldivas y Tuvalu."


Isaac y Paula, desde Lami Bay, Suva (Fiji)

GASTOS DEL DIA: 426,50 AUD (apróx 370,87 EUR) y 160 FJD (72,73 EUR) y REGALOS: 42,40 (apróx 36,87 EUR)

Pin
Send
Share
Send