Viajes

Conociendo Apia, la capital de Samoa

Pin
Send
Share
Send


Calla ya gallo del carajo. Así es imposible dormir. A las 2, a las 3, a las 4, a las 5… llega a ser nuestro gallo y sabemos donde iba a acabar el día hoy. Mmm. pero… ¿donde estamos? Anoche caímos en una cama con mosquitera en algún lugar cercano al Aeropuerto, y creemos que a Apia. No ha parado de llover en toda la noche, y tronar. !!Menuda tormenta!!


Es una choza con una cama grande donde hemos dormido, una especie de literas COMPLETAMENTE EMPAPADAS y una lampara sobre una mesa oxidada. El tejado, de plástico, está a punto de ceder de tanta agua acumulada. Realmente somos afortunados, porque apenas las mochilas se han mojado pero podríamos estar como pollos…


 

Dennis ya está levantado y ha preparado un desayuno a base de coco, papaya y otra fruta. En su "casa" (que es igual de "rústica") guarda un piano, una fotocopiadora entre miles botes de basura. Esto está !!horrible!! y dudamos que higiénicamente sea muy sano.

Nuestra idea inicial era partir hoy hacia el Este con Dennis e ir durmiendo con familias, pero se nos ha quitado el cuerpo para ello. No nos agrada demasiado la idea de pasar tan rápido del paraíso al infierno, y tras una noche tan horrible necesitamos una ducha bien caliente y algo sólido. Vamos a cambiar los planes y se lo explicamos a Dennis. Sólo queremos que nos baje a Apia y ya le llamaremos. No estamos muy lejos, apenas a unos 20 minutos

Casi ni nos hemos dado cuenta que anoche alrededor de las 23'20 pisabamos Samoa, un país con historía desde hace 3500 años, cuando desde las islas Lau en Fiji llegaban sus primeros pobladores. Seguimos en la Polinesia que empezamos en Tuvalu y continuamos por Tonga.

Samoa está formada fundamentalmente por dos islas: Upolu (en la que estamos y donde se encuentra la capital) y Savai'i comunicada por ferry y por vuelos diarios.

Además de los navegantes españoles y el señor Cook, el Pacífico recibió oleadas de expediciones holandesas, y con ella llegó Jacob Le Maire, un rico mercader holandés que doblegaría el Cabo de Hornos que vieramos en la aventura de 2009 en el viaje a la Antártida (pero que nada tiene que ver con el Canal de Le Maire o Canal Kodak que vieramos en dicho viaje) y tocaría tierras samoanas en 1616 (aunque moriría en el regreso a Holanda).

Nosotros también acabamos de tocar lo primero que visualizamos esta mañana. Se llama Hotel Elisa, y dejándonos guiar un poco por la Lonely Planet, ya tenemos una habitación decente, internet (19,22 WST) y una ducha caliente. Es sencillo, pero mucho mejor como base de operaciones para estos días.


 

Como hoy es Miercoles y tenemos muchos días por delante hasta el Domingo que tenemos vuelo de regreso a Nadi, vamos a intentar re-organizarnos, y para ello lo primero es patear Apia y descubrir que podemos hacer, además de sacar algo de dinero (1 EUR son apróx 2,9 WST, cuyo nombre es "tala")

Lo primero que vemos de camino al centro es la estación de autobuses, y… !! SUS GENIALES OMNIBUS ÚNICOS EN TODO EL PACÍFICO !! Una verdadera chulada utilizada para el transporte local


Se nota que Samoa es algo diferente al resto de lugares que hemos visto. Aquí hay un gusto y un cuidado por las cosas con cierta elegancia. Esto podemos verlo en sus amplias avenidas, su paseo bien cuidado o sus grandes edificios como el del Banco de Samoa perfectamente ubicado. Atrás hemos dejado el mercado de frutas y el de pescado, que no son demasiado distintos a lo ya visto estos días en otras capitales del Pacífico.


 

Llegar al centro no tiene pérdida. Apia tampoco es demasiado grande. Este punto está indicado por la Torre del Reloj, construida en memoria de quienes pelearon y murieron en la II Guerra Mundial.


En busca de la Oficina de Turismo, aprovechamos para pasar por un supermercado, que nada tiene que ver con aquellos "sencillos" que vieramos en Tanna u otros lugares de la aventura. Esto es mucho más civilizado y ordenado. Tras 23 días de viaje, necesitamos ya una serie de cosas básicas que reponer en nuestras mochilas (24,40 WST).


 

Otra cosa que nos sorprende es que tras leer que en la época colonizadora fueron los Reino Unido, Alemania y Estados Unidos quién reclamarían partes del reino de Samoa, y los dos últimos quienes ejercerían mayor influencia, los coches circulan al estilo británico, como en el resto de países visitados excepto Vanuatu. Esto no fué así hasta hace 3 años, pero en 2009 el Gobierno decidió el cambio sencillamente porque todos los demás lo tenían así, al igual que Nueva Zelanda de quién se independizó en 1962 y con quién tiene más estrechos lazos (los coches se traen de allí).

Así, de un día para otro, incluyendo miles de rezos en las iglesias para que no pasase nada, la normativa cambió, y Samoa pasó a conducir por la izquierda


Hemos encontrado la Oficina de Turismo, una casa estilo fale (casa tipica samoana de la que ya vieramos alguna parecida en Tonga) y aquí nos comentan los "must have" tanto de Upolu como de Savai'i

ORGANIZANDO SOBRE LA MARCHA:

Tras el ajetreo de la noche y recopilar información, hemos decidido cambiar nuestros planes y hoy dedicaremos el día a conocer la capital, reabastecernos y planear los próximos días

Hemos decidido que mañana iremos a ver Upolu, y para ello madrugaremos e iremos con una persona que nos han recomendado en la agencia de turismo. Su nombre es Dan, y lleva 25 años enseñando las islas. No hace grandes tours, pero si para pocas personas, ya que es su hobby. Iremos solos con él

Vamos a hablar con Dennis, para que nos ayude a ir el Viernes y Sábado a Savai'i o incluso se venga con nosotros. Vamos a intentar pasar su 4x4 en el ferry el Viernes por la mañana y volver el Sábado en el de las 2pm o 4pm (mejor el primero para tener una segunda opción si falla)

Seguimos nuestra caminata por el paseo marítimo, echando una postalilla para España (13 WST con sello), para llegar hasta el famoso Aggie Grey's Hotel & Bungalows


 

Este edificio de aspecto típico colonial, fundado en 1933, fué una guarida de los soldados americanos durante la II Guerra Mundial y fuente de inspiración del personaje de Bloody Mary en la novela de James Michener "Cuentos del Pacífico Sur".


 

Regresando por nuestros pasos, ya que el "pueblo-ciudad" de Apia se acaba, damos con el monumento a John Williams, un misionero que mataron y se comieron en 1839 (tetrico). También volvemos a darnos cuenta que estamos "a tomar vientos" de la civilización. ¿A 20.000 km de España? !!Uffsss!! Mejor no pensarlo


 

Un detalle curioso es que estamos en el primer país del mundo junto al inmenso Kiribati en recibir el nuevo día. Hasta hace 1 año el trayecto Tonga - Samoa que hicimos ayer te hacía vivir dos veces el mismo día (nooo!! dos veces dormir en la misma cochiquera nooooo!!), pero ahora esto no ocurre. Esta experiencia la vivió nuestro amigo Floren en su apasionante viaje a las islas, gran fuente de inspiración para nosotros (además de decenas de emails con él).

Pero Samoa hizo una "pirueta" a finales de 2011, al hacer desaparecer el 30 de Diciembre para saltar del 29 al 31 y así moverse en la linea imaginaria que marca el cambio de fecha. ¿Os acordais nuestro DIA 4 de viaje, el día que nunca existió?. A unos 2.300 km al noroeste de Apia o a unas 3 horas en vuelo, son los cerca de 5000 habitantes de la Isla Navidad (Kiribati) los que recien primero el año, pero APIA ES AHORA LA PRIMERA CAPITAL DEL MUNDO en hacerlo, ya que Tarawa se encuentra más al Oeste.

Lo que si nos hemos dado cuenta que aquí internet va muy mal, así que hemos comprado una SIM y la hemos recargado (100 WST con 850 megas) para el portatil de una compañía con inversión española llamada Bluesky. El Edificio del Gobierno es el último gran edificio que vemos…


… antes de perdernos de nuevo por sus calles, su gran cantidad de mercados existentes (curiosamente no hay tiendas ni negocios chinos que tanto vieramos en otra capitales de la zona, especialmente en Suva), muchisimos de artesanías locales que tanto le gustan a Paula (de artículos de mimbre, collares de restos marinos, tejidos de fibras vegetales, etc… ) y nuevamente su estación del colorido omnibus, con el último helado del día (2,50 WST)


 

Apia es una mezcla de ciudad más occidental como Suva y ciudad más colonial como Nuku'alofa. Aquí los taxis te pitan reclamandote para subir, no hay chinos pero si muchos negocios italianos, nueva zelandeses y estadounidenses. El samoano tiene una cosa clara… "Samoa es para los samoanos". Es una idea algo diferente al tongano, orgulloso de su Reino y su país pero permitiendo la riqueza extranjera en el país. Aquí para dar cualquier paso hay mil problemas, nos decía Dennis esta mañana, y ahora lo vemos. Es una mentalidad diferente.

El escritor Robert Lous Stevenson pasó sus últimos cuatro años de vida aquí y está sepultado en el Monte Vaea, que domina la ciudad y la casa que él mismo construyó, "Vailima" que ahora es un museo en su memoria, y la mejor cerveza de Samoacon la que despedimos el día junto a un buen plato de Sashimi y unos Yakitoris en el restaurante del Hotel Elisa. Mañana más, ya desde una acogedora cama "a tomar vientos" de la civilización, que diría la "abuela chavetas"…


Isaac y Paula, desde Apia (Samoa)

GASTOS DEL DIA: 159,12 WST (apróx 54,87 EUR)

Video: A Tourist's Guide to Apia, Samoa (Abril 2020).

Pin
Send
Share
Send