Viajes

Canal Kazinga, un hábitat privilegiado

Pin
Send
Share
Send


Une y divide a la vez. Une dos grandes lagos, el Lago Edward y el Lago George, pero divide el Parque Nacional Queen Elizabeth en el que estamos alojados desde ayer en dos. Aparecen los primeros leones a beber agua, mientras que cientos de hipótamos se zambullen completamente. Cocodrilos del Nilo obsservan pacientemente. Elefantes, cobos, búfalos, jabalís, topis, leopardos y miles de pajaros completan un habitat privilegiado. Navegamos por el Canal Kazinga

Ringgg! Ringgg! Ahggg! Que duro es esto de madrugar. Son las 6 de la mañana cuando estamos en el lobby del Mweya Lodge tomando un improvisado café y té con unas magdalenas. ¿Realmente hace falta madrugar tanto para hacer un gamedrive? Pues si, en días de calor como parece que será hoy, a partir de cierta hora no habrá quién vea ni pajaros.

Los "svenson", un grupo de británicos que más parecen una secta que unos viajeros (y todas las noches sacan sus libretas de aves y ascienden a "un mundo inexplorado"), nos abre camino en su landcruiser. Aún apenas hay luz en la carretera


A lo lejos, una enorme bola roja de fuego, comienza a iluminar las praderas y el agua del canal Kazinga en su paso hacia el Norte.



Es allí, al Norte del Queen Elizabeth N.P. donde nos dirigimos, pues es donde en teoria se encuentra la mayor concentración de fauna del parque. Estamos en otro paraje distinto, muy parecido al que vieramos en Samburu hace ya más de 20 días (se dice pronto).



Lo primero que cazamos hoy, son enormes manadas de búfalos aprovechando todavía las últimas horas de sueño. Aunque no era la razón de los colonizadores, si tuviesemos que elegir nuestro propio top five estaría en él. Es un animal imponentes, de casi 1 tonelada de peso, de gruesos cuernos y que muestra bastante agresividad.



Pero lo que no podíamos esperar es lo que estabamos apunto de presenciar. El sol sigue subiendo, y bajo los primeros rayos se despiertan una MULTITUDINARIA MANADAD DE LEONES, que parece que han pasado buen noche, EN MEDIO DEL CAMINO


La hierba está muy alta, tan alta que nos llevamos un tremendo susto al ver salir otra leona justo al lado de la furgoneta, a menos de 0.5 m. Con el ruido que metemos del susto la leona se aleja. No hemos podido evitarlo… ni nos lo imaginabamos. Loss leones no temen al hombre, pero esta leona nos mira extrañada.



En total, son 8 leonas y 1 leon. Las del medio del camino ni se inmutan. Allí tiradas se hacen sus primeros "lavados matutinos"



Buaaaaaaah!! Habrá que estirarse… !! que pereza !! Con lo bien que se está aquí junto al rey


Pues irás tú, porque yo paso… me avisais si cazais algo


Queen Elizabeth N.P. fue reconocido en 1979 como reserva de la biosfera. Es también muy particular ver como tiene hasta 5 ecosistemas diferentes, desde el denso bosque a praderas onduladas, pasando por sabanas de acacias, pantanos y tundra. Sorprendentemente, y aunque vemos multitud de facoqueros, antilopes de agua y cobs, el antilope por excelencia, los que están ausentes son la cebra y el impala que tanto vieramos en las reservas keniatas.

En cualquier caso, Queen Elizabeth hace su vida en torno a los lagos y el canal, pudiendose observar extensas praderas sin apenas vida "apreciable" (porque aves hay más que en ningún sitio, de todos los colores y sonidos)ç

Abandonamos la manada de leones y retornamos a la zona sur del parque. Otra familia, esta de elefantes, están ya con su desayuno. !! Pero cuanto pueden comer estos elefantes !!



Son las 10'00 cuando regresamos para un solido desayuno. El sol además pega más fuerte que nunca y la piscina (y alguna cervecita 4000 UGX) nos susurra… !! ALLA VAMOS !!



Lo que no nos esperabamos, a pesar de las advertencias del lodge (que ya hemos leido en otros) de que hay vida salvaje dentro del recinto, es encontrarnos un "cortacesped" tan "ecologico" delante exactamente de nuestras habitaciones. !! Una familia de facoqueros con su pequeño bebé !! Que ricura… y mira que son feos…

… pero no son los únicos, derrepente aparecen 1, 2, 3… y hasta 10 pequeñas especie de mangostas que parecen sacadas de los dibujos animados y conviviendo con lo anteriores. Timon no era exactamente una mangosta, pero bien podria ser una escena del rey león con timón y pumba al mando




Con tanto sobresalto, y después de pagar la lavanderia que todavía nos hacia falta (41.500 UGX), hasta se nos ha pasado la hora de comer, así que con una bebida (2000 UGX por pareja) salimos a coger un buen sitio en el bote que nos llevará por el canal Kazinga (el mejor sitio un dia como hoy que tanto pega, es abajo a la izquierda).

Hay varios barcos al día pero nosotros optamos por el de las 3pm. La razón es que el último, de las 5pm, ya coincide con el ocaso, y a pesar de que las luces pueden llegar a ser más bonitas, vamos a intentar ver toda la fauna que se acerca al agua buscando en ella su refresco en horas de mucho calor, como por supuesto, multitud de aves



Muy despacio, el pequeño bote, atraviesa el canal hacia la otra orilla. El panorama ofrece un cierto respeto, pues hay decenas de huesos de animales que no han corrido mucha suerte


Es paseo es verdaderamente espectacular, de esos privilegios que te guarda la naturaleza. El sofoco es tal que hasta los propios búfalos se encuentran a remojo




Parecen inmoviles, como si cualquier desgaste de energía fuese un exceso. Lo cierto es que es posible que hoy hayamos alcanzado la mayor temperattura de todo el viaje



Pero lo realmente sorprendente no es solo verlos alli, sino compartir su espacio con otras enormes fieras como cocodrilos e hipopotamos, dejando una estampa de irreal convivencia



El Canal Kazinga es un ancho canal natural de unos 32 km de longitud, que comunica el Lago Edward y el Lago George, y es uno de los lugares más singulares del Queen Elizabeth N.P.


El canal atrae a su habitat gran gama de animales y aves, pero especialmente el rey es el hipopótamo. Una de las mayores concentraciones de ellos del mundo se encuentra aquí.


Pero esto también tiene sus contras, ya que en el año 2005 un brote de antrax aparecido en los meses más secos, acabó con la vida de gran número de ellos. La vida sigue…



El barco en el que vamos no es muy grande, pero parece que genera un cierto respeto a estos animales. Hay momentos en que da la sensación que pudieramos llegara tocarlos con las manos. Una manada incluso siente como "atentamos contra su privacidad". Si es que los humanos no respetamos nada. A los hipopotamos no les queda más que mirarnos, unos agresivamente y otros con cara triste


La concentración de animales a las orillas del Lago es altisima. Parece como si los que no aparecían por la mañana hubiesen estado esperando este momento.

Posiblemente, el momento para el recuerdo será cuando pudimos observar esa cría de hipopotamo pegada a su madre. No era más grande que un cerdito, e incluso tenía su misma forma de barrilete. Realmente estos animales proceden de las ballenas cuando hace millones de años se diversificaron en la escala evolutiva, dejando un animal por el que Paula siente devoción



Desde la cubierta del barco (donde como máximo podía haber 14 personas), y bajo un sol de infierno, seguíamos observando martines pescador, aguilas, cigueñas, buitres, marabus y otros que nunca llegaaremos a identificar. Los enormes picos de los pelicanos, tan asociados a la literatura y liturgia católica, también hacía su aparición.



La imagen de los cormoranes haciendo su digestión, todos en fila, mirando al sol como si de una secta se tratase, y ese cocodrilo fuera del agua equilibrando su temperatura, nos llevaba a otro gran momento



!! Son elefantes bebiendo !! Saliendo de entre los arbustos y emitendo bramidos, una manada de elefantes se da empujones mientras se refresca. Llegan a beber 70 litros al día según Norman.


Con la trompa absorben el agua y la utilizan como si de una manguera se tratase para beber, remojarse o arrancar arboles



El paseo acaba y con nuestro regreso al lodge también lo hace el día. Algún bañito más, regalos (97.000 UGX), una cena fuerte (3500 UGX bebidas por pareja), el contemplar por ultima noche el canal y oir sus sonidos nos preparan para seguir bajando más al sur y mañana alcanzar uno de los lugares más afortunados del planeta. Hasta mañana desde el matokarro


Ruth, Juve, Paula e Isaac, desde el Queen Elizabeth N.P. (Uganda)

GASTOS DEL DÍA: 51.000 UGX (apróx 13,18 EUR) y REGALOS: 97.000 UGX (apróx 25.06 EUR)

Pin
Send
Share
Send