Viajes

McCarthy Road en autocaravana, de Chitina al Lejano Oeste

Pin
Send
Share
Send


Fue durante muchos días la gran incógnita del viaje. ¿En qué estado se encuentra la temible carretera McCarthy Road en pleno 2017? ¿Se puede conducir con una autocaravana? ¿Cuál es la mejor alternativa para hacer el trayecto entre Chitina y McCarthy? ¿Merecería la pena el esfuerzo? Vaya por delante que asumimos esta aventura como propio riesgo ya que la empresa de alquiler no nos dejaba transitar con nuestra caravana por pistas no asfaltadas excepto la Denali Highway pero hemos de deciros que… . la McCarthy Road es una de esas temeridades que merece la pena ser contada. Había que hacerlo y un pueblo sacado del Lejano Oeste en Alaska, McCarthy, iba a ser un colofón estupendo para la jornada.


Pero todo comenzaba algunas horas antes, en un pueblo fantasma al inicio de esa misma carretera… ¡Chitina!

Chitina, un pueblo fantasma al inicio de la McCarthy Road

Esta es una de esas historias que con el tiempo a uno le gusta contar. Una de esas en las que te despiertas en un pueblo fantasma de cantinas abandonadas y viejas casas con ventanas rotas y te adentras en una carretera de grava cuyo cartel de bienvenida te recibe agujereado por las balas de algún disparo "poco casual". 60 millas de una carretera aislada, sin cobertura móvil y atravesando puentes de madera con algunas décadas a sus espaldas, que te traslada al Lejano Oeste de Alaska o, como nos decía alguien en Chitina… !La verdadera Alaska! Pero mejor empezar por el principio, ¿verdad? Eran las 8'00 de la mañana en un apartadero de Chitina donde hemos pasado la noche (sin escuchar el mínimo ruido ni coches)



Hemos aprovechado, mientras abre el centro de turismo a las 9'00, para desayunar y utilizar la última WIFI que tendremos estos días gracias al encuentro con el alce "ángel de la guarda" de anoche. Todas las mañana aprovecho para charlar con Paula y preguntar por el pequeño Nico. Me hubiese encantado tenerlos aquí.




Una amable chica empieza a abrirnos los ojos del lugar en el que nos encontramos ya dentro de una antigua cabaña con 100 años de vida. Chitina fue en su tiempo una importante estación de ferrocarril del camino hacia las minas de cobre de Kennicott pero eso ya forma parte del pasado y hoy por hoy parece más un lugar abandonado donde en invierno apenas viven 8 personas



Tras recoger algunos folletos, casi todos referidos al Parque Nacional Wrangell-St. Elias en el que nos adentraremos desde que cojamos hacia lo más profundo de la McCarthy Road, decidimos dar una pequeña vuelta por un pueblo que tuvo momentos de gloria, con animadas cantinas y bares, un salón de baile y hasta un cine


No obstante, situada a los pies del monte Blackburn, Chitina confluye entre los ríos Cooper y Chitina lo que hace que en verano reciba bastantes alaskeños detrás de un bien muy preciado en el estado, los codiciados salmones rojos del río Copper, esto le permite tener activos algunos alojamientos, lugares para comer y cierta infraestructura



Precisamente de eso nos aprovechamos ya que ¿quién sabe donde podremos encontrar la próxima gasolinera?

¿CÓMO LLEGAR A MCCARTHY Y KENNICCOT Y DÓNDE DORMIR?

Solo existen 3 FORMAS DE LLEGAR a McCarthy y Kenniccot desde Chitina con diferentes costes, experiencia y riesgos:

- En tu vehículo por carretera a través de la McCarthy Road: Ya vengas en coche o en autocaravana, las 60 millas de un escarpado camino de grava comunica Chitina con el punto final de la carretera antes del puente que lleva a McCarthy donde encontrarás un RV Park, un parking de pago y un centro de visitantes. Como ventaja está el económico, el paisaje y la aventura, mientras que como contra las horas de trayecto de ida y vuelta y el riesgo a pinchar.
- En una VAN SUTTHLE por carretera a través de la McCarthy Road: Lo mismo que la anterior pero dejarás tu vehículo en Chitina. Tienes 2 opciones de recogida que son el parking del Chitina Airstrip o el Gilpatrick's Hotel Chitina con dos salidas diarias a las 7'15/7'30 y 14'45/15'00 llegando a las 10'00 y 18'00 respectivamente (ver servicios y horarios). Pierdes flexibilidad de paradas respecto a la anterior así como poder usar la autocaravana como propio alojamiento y ganas en minimizar riesgo de pinchazo.
- En aero-taxi desde Chitina al aeródromo de McCarthy: Una avioneta te traslada en 25-30 minutos sobrevolando el glaciar por 258 USD por persona (ver servicio y horarios) aunque hay opciones también de acordar tu vuelo. Como ventaja tienes que ganas en rápidez y que debe ser un bonito vuelo. Como inconveniente el coste ya que tienes que añadirle el del alojamiento.

A partir de ahí, vengas como vengas, podrás utilizar un shuttle a McCarthy y Kennicott (está prohibido circular) para desplazarte entre el puente, McCarthy y Kennicott.

Respecto al ALOJAMIENTO, salvo que lleves tu propia autocaravana como nosotros, tus alternativas pasan por alojarte antes del puente donde existen un par de Bed & Breafast algo más económicos o decidirte por opciones con cierto encanto en McCarthy o Kennicott (el vehículo queda en un parking antes del puente y las maletas las llevas en el shuttle o quién venga a recogerte desde el hotel que tiene sus propios traslados) como pueden ser el Kennicott Glacier Lodge o el Ma Johnson's Hotel

Los precios por galón nada tienen que ver con los de Anchorage (3.60 USD/galón frente a 2.63 USD/galón) pero uno se pone a pensar y el razonamiento no es muy alentador. Veamos, vamos a adentrarnos en una carretera de grava de la cual tenemos muy poca información a la que llaman la "quebranta-ruedas", con la autocaravana más grande que existe (no la había más grande), sin cobertura móvil y a pesar de que el seguro no nos cubre al tratarse de una carretera no asfaltada… quizás no quedarnos sin gasolina puede ser la mejor idea que hemos "parido" hoy (70.07 USD)


Sele y yo nos miramos y asentimos. Las palabras de la chica del centro de visitantes nos han acabado de convencer. Estamos entrando en la que denominó… ¡la verdadera Alaska!

La temible McCarthy Road en autocarava

La carretera asfaltada deja paso a una especie de gravilla compacta y en un peñasco la entrada de acceso a la temible McCarthy Road, la de los baches, la que se extiende por 60 millas Este al corazón del Parque Nacional más grande no solo de Alaska sino de todo Estados Unidos, el Wrangell-St. Elias National Park and Preserve, eso si… "drive at your own risk" (bajo nuestro propio riesgo) y con la advertencia de las balas que agujerean el cartel que señala las 60 millas a McCarthy



Son las 9.50 cuando ponemos el contador del coche a 0 millas y comenzamos un primer tramo medianamente asfaltado de una ruta MUCHO MEJOR EN 2017 de lo que habíamos leído, asequible para todo tipo de vehículos


Recordad que nosotros vamos con una autocaravana de 9 metros y 6000 kg de peso.

MILLA 1.5Tras recorrer una primera milla relativamente asfaltada hasta un RV cercano, traspasamos el río para comenzar la peor parte de la carretera donde abundantes desprendimientos han invadido la misma



Sin embargo nuestra mirada gira rápidamente a otro punto, llegando a olvidarnos por un instante hasta de la autocaravana encendida.


¡Es un impresionante ejemplar de águila de cabeza blanca como no lo habíamos visto nunca!

MILLA 5 Desde ese momento hasta la milla 16 las paradas se van sucediendo por lo bonito del paisaje. La carretera está recientemente rastanteada con grava-cemento y se puede circular perfectamente a 40 mph solo teniendo cuidado de los cruces que ardillas y conejos hacen todo el rato por delante y detrás de nosotros.



Especialmente chulas son las vistas que en la milla 5 deja el valle glaciar al que circulamos paralelamente desde hace un buen rato, donde uno puede hacerse una idea del impresionante caudal que lleva el Cooper River en su deshielo.




También hay buenas vistas en la milla 10.1 al Strelna Lake, 10.6 al Silver Lake y 12.3 Sculpin Lake, saliendo en el 14.5, un punto de varios senderos de trekking para los apasionados llamados Kotsina Trail, Dixie Pass Trail, Nugget Creek Trail. No os olvidéis que seguimos en Alaska (por los osos, sus precauciones y demás)

MILLA 17.2 Desde la milla 15.9 la carretera ha cambiado un poco y hemos tenido algunos baches hasta una de las imágenes más impactantes y destacadas de la McCarthy Road




La McCarthy Road es una carretera planteada siguiendo las antiguas vías del ferrocarril Copper River and Northwestern Railway y el Kuskulana Bridge, construido durante el invierno de 1910, es un fantástico ejemplo de su legado a 85 metros de altura sobre el nivel del río



Hay que tener en cuenta que es de una "sola vía" por lo que hemos dejado la autocaravana en la milla 17.3 (donde hay el primer apartadero con baños) y así poder tomar las fotos que queríamos.




La mala noticia es que desde estos momentos empieza una carretera que, sin tener socavones, tiene "minibadenes" todo el rato que hace que las cosas se muevan dentro de la autocaravana (platos, vasos, la cama completa de Sele, sacos… ). La buena es que seguimos sin cruzarnos con ningún coche y la sensación de aventura es total. La velocidad baja a las 20-30 mph

MILLA 29 Todo vibra desde la milla 18 a la 24 pero como vamos parando cada poco casi ni nos damos cuenta. En la milla 21 hay otra vista preciosa



En la 25, un pequeño lago y sus reflejos, además de más ardillas, conejos y ratoncillos cruzando, nos "obligan" a volver a parar




Desde este punto hasta la milla 29, la carretera mejora considerablemente. Es importante siempre que el copiloto vaya atento por si uno se despita y en eso Sele me está ayudando mucho (mañana lo traerá él de vuelta)



Hemos llegado a un puente sobre el río Gilahina que tiene limitación de tonelaje. Lo interesante de este punto realmente es la antigua estructura de madera ya en desuso que tenía originalmente 270 metros de largo y 30 metros de alto y se completó en tan solo 8 días en el invierno de 1911


Parece ser que el deterioro fue tal que se dejó de usar ya en 1938 pero la obra de ingeniería resulta todavía descomunal a la vista. ¿Os imagináis hacer esto en solo 8 días? Estoy deseando llegar a Kennicott y ver la razón de semejante locura. Este área dispone también de inodoros y área de descanso

MILLA 44.5 Exactamente en la milla 44 hacemos las 3 horas de trayecto. Bien es cierto que no son un buen baremo ya que hemos parado, parado y vuelto a parar. Desde el punto anterior hasta aquí hemos vuelto a encontrarnos buena carretera excepto a partir de la milla 31.4 donde todo vibraba demasiado y hemos tenido que ir a 10-20 MPH. Un buen truco es salirse de la traza de ruedas aunque parezca ilógico. Ya estamos en Lakina River


La mejor parada del camino y no porque haya buenas vistas, ni fauna ni un lago. Spawning Grounds Gallery & Café es el nombre de una pequeña cabañita de colores vivos, con apenas unas macetas y mucho gusto, que nos hace desviarnos del camino




Se trata de una cafetería - heladería regentada por una chica que solo su sonrisa te recarga de energía para el resto del camino. Es de esos momentos en que te preguntas "¿qué es la felicidad?" Estoy convencido que el sueño de ella es tan sencillo y humilde como montarse este pequeño negocio en una carretera perdida donde solo unos locos paran en época de verano pero… ¡seguro que es mucho más feliz que nadie en todo el estado de Alaska!




Me hubiera encantado quedarme a hacerle un reportaje, mientras saboreábamos nuestros cafés, helados y chocolate de menta (9 USD) pero en ese momento aparecieron unos simpáticos argentinos que estaban recorriendo el país y tras no ver a nadie en toda la jornada, era una excelente momento para contarnos nuestras aventuras



Hora de emprender de nuevo el camino pero no nos hubiese importado nada quedarnos allí algún rato más.

MILLA 60 Desconozco si porque teníamos la energía positiva recién cargada o porque realmente es así pero el resto del camino hasta el McCarthy Road Information Station nos ha parecido en buen estado exceptuando las últimas 3 millas que empiezan a disponer de agencias, RV Park y algún Bed&Breaksfast y se nota que tienen más circulación. Aquí dejamos la autocaravana para coger algo de información y los transfer del shuttle que se mueve entre el puente-McCarthy-Kennicott (5 USD por trayecto -hemos cogido 4 por 20 USD-)



Son las 14.25 cuando damos por terminada la temible McCarthy Road y nos disponemos a comer algo que bien merecido lo tenemos.

ITINERARIO Y RESUMEN DEL DÍA:

La McCarthy Road entre Chitina y el centro de visitantes de McCarthy antes del puente ha completado nuestra ruta del día (+Google Maps con todas las paradas detalladas)


Distancia recorrida: 61 millas
 Recomendación hotel (para viajeros coche+hotel): Kennicott River Lodge and Hostel

¿Conclusiones finales? A 2017, la McCarthy Road no es ni de lejos ese bacheado camino "pincha-ruedas" del que todo el mundo habla. Se puede circular entre 30-40 MPH perfectamente exceptuando determinados tramos y, sin parar, se realiza en apenas 2h-2h30 hasta con una autocaravana (otra cosa es que tiene sentido parar en una ruta tan histórica y bonita). No hay gasolineras, eso si.

McCarthy, el pueblo del Lejano Oeste en Alaska

Si Chitina era una villa fantasma, la McCarthy Road son 60 millas de carretera escénica que te alejan del asfalto al aislamiento de esa "verdadera Alaska"… McCarthy es ese pueblo sacado del Lejano Oeste que pervive en el corazón del Parque Nacional Wrangell-St. Elias en plena Alaska. Es importante saber que desde el parking del centro de visitantes al puente (donde hay otro parking de pago) hay 0.5 millas que se pueden hacer andando y ahí se acaba la carretera. Con cierto temor ya que se han visto osos por la zona, hacemos el camino para cruzar posteriormente el puente que supera un río con abundante caudal del deshielo del glaciar Kennicott (parece ser que se realizan hasta actividades de rafting aquí)



A partir del puente, la logística es sencilla. Existe un shuttle Footbridge-McCarthy-Kennicott con intervalos cada 30 minutos que comunican los tres puntos. McCarthy y Kennicott están separadas 5 millas por lo que mañana cogeremos el shuttle necesariamente pero entre el puente (footbridge) y McCarthy apenas hay unos 10 minutos y quizás algún oso, jaja




McCarthy, efectivamente, es lo más parecido a ese Lejano Oeste en plena Alaska empezando por su propia historia que conocemos según entramos en la primera casa que encontramos, el museo, que funcionó como estación de tren en su momento.



Tras nacer Kennicott de un yacimiento de cobre encontrado en la zona en 1900 y construirse todo el entramado ferroviario e infrastructura de la ciudad (de todo ello hablaremos mañana porque es otra aventura en si misma), bebida y apuestas quedaron estrictamente prohibidas.



McCarthy surgía de esa necesidad de los mineros, un lugar donde poder disfrutar de la bebida, las canciones y las mujeres, con sus cantinas, salones de billar, hoteles, restaurantes y hasta prostíbulos. De hecho, el museo nos muestra todavía muchos tesoros de aquella época, alguno que se viene con nosotros (24 USD)



Sin embargo, un día de 1938 la mina cerró y McCarthy cayó en el olvido de forma tan rápida como creció, dejando atrás cientos de historias que todavía cuentan sus fantasmas hasta que una pequeña comunidad en los 80 vio la posibilidad de ir restaurando poco a poco todo aquello y convertirlo en un lugar turístico donde, sin aquellos desmadres, poder comer, alojarse y disfrutar de algo más que un decorado




Pasear sin demasiados visitantes por edificos reformados y ver como el viejo prostíbulo hoy forma parte de un hotel con encanto llamado The Ma Johnson's Hotel, el antiguo salón es el restaurante The Golden Saloon o alguna cantina que forma parte de una agencia de vuelos escénicos que salen del aeródromo cercano, te hace sentir parte de su historia que todavía se respira



De hecho es en el The Ma Johnson's Hotel donde volvemos a encontrarnos a nuestros amigos argentinos que lo han elegido como su alojamiento para estos días. Data de 1916 y dispone de 20 habitaciones únicas decoradas con objetos de la época de esplendor de la ciudad. Hay que reconocer que desde el vestíbulo a la última habitación es un verdadero museo. ¿Qué contarán aquí los "fantasmas" por las noches?




Ellos han decidido intentar hacer un vuelo escénico desde aquí y mañana tienen trekking al glaciar y visita a Kennicott

DECISIONES SOBRE LA MARCHA:

Kennicott y McCarthy bien merecen al menos un par de días. Los precios de los vuelos escénicos nos parecen excesivamente caros aunque puede ser uno de los mejores lugares para hacerlo (nosotros tras hacer la excursión de avistamiento de osos en Lake Clark tenemos el presupuesto más justo para ello) así que decidiremos mañana sobre la marcha. Del resto de posibilidades (trekking al glaciar, rafting,… ) nos vamos a quedar con lo que más nos apasiona, lo esotérico. Esto es intentar entrar en las minas abandonadas y lugares históricos de Kennicott

McCarthy no es muy grande pero a sus apasionados habitantes todavía les queda bastante trabajo… o no, según se mire




El área cercana al río hacia el final del pueblo se encuentra todavía más abandonada (y llegan menos visitantes) pero conserva todavía viejos coches, artilugios y pequeños almacenes que tuvieron que tener alguna utilidad en su momento.



Lo que sí, no teníamos dudas en donde cenaríamos. The Golden Saloon

Video: Viaje a Alaska TRAILER (Junio 2020).

Pin
Send
Share
Send