Viajes

Devolución de la autocaravana y vuelo desde Alaska

Pin
Send
Share
Send


Ahora puedo decirlo… ¡No he tenido en mi vida un regreso tan largo de un viaje! Las horas han caído una tras otra y no veía el final para ver a esos cómplices, Paula y Nico, que me esperan impacientes (y yo más) tras tantos días a miles de kilómetros (a veces incomunicado). Siempre he dicho que para mi el mejor día de un viaje es el que regreso al hogar y eso no cambiará ni en la aventura más grande que pueda hacer. Devolución de caravana, día en Anchorage, vuelo y escala en Seattle, otro a Keflavík en Islandia, otra decena de horas interminables amenizadas por la Saga Lounge de Icelandair (y gracias), más vuelos a Madrid y finalmente, tras casi 4 días… el mejor recibimiento posible


A estas horas de la noche, cuando me dispongo a escribir estas lineas, casi ya ni recuerdo cuál fue el punto de partida y tengo que rebuscar en las notas. Nos habíamos quedado a pocas millas al sur de Anchorage tras visitar , ¿os acordáis?

Devolución de la autocaravana en Anchorage

La última noche en la autocaravana ha sido algo diferente a las anteriores. Quizás por la sensación de estar ya próximos a la civilización o por la de saber que estamos iniciando un largo regreso. El despertador ha sonado a las 8'00 pues tenemos que acondicionar la autocarvana antes de regresar. También el último desayuno ha sido ligeramente diferente, en esta ocasión sin lagos, alces o algún paisaje que quita el hipo, sino rodeados de esos carneros de Dall tan famosos por estos lares.

A TENER EN CUENTA PARA LA DEVOLUCIÓN DE LA AUTOCARAVANA:

Si bien en la recogida de la autocaravana gestionada por America Tours hace ya más de 2 semanas todo eran dudas, misiones que resolver antes de partir y cierto respeto, para su devolución lo máximo que debes saber es que tienes que devolverla con el depósito lleno para no tener cargos extra, vacía de basura interna y aguas grises y negras (hay opción de un prepago para no tener que estar pendiente de esto que nosotros si hicimos antes de partir) y controlar las millas extras y horas de generador que hayas hecho para su liquidación.

Previo repostaje (61 USD), hemos vaciado ¡3 bolsas de basura de la autocaravana! (se dice pronto). El caso es que comida no ha sobrado más allá de alguna cosa de desayuno y un par de latas de una sopa que no nos emocionó pero quizás no fuésemos tan "ordenaditos" como creíamos, jaja. La devolución ha sido muy muy sencilla, verificando las 16 horas de generador utilizadas (a 3,5 USD, unos 56 USD, confirmando así que lo de entrar en los campings no era necesario en nuestro caso ) y que nos habíamos pasado en 213 millas de las 2.000 prepagadas (74 USD extra)


Un buen resumen del viaje son esas 2.213 millas (3.562 km) recorridas con exactamente 739,62 USD de gasolina, algo así como 18 l/100 km en la equivalencia que usamos en España.

Una jornada en el motel "de los horrores" de Anchorage

Nuestra intención inicial era haber conocido un poco de Anchorage y escribir un artículo para futuros viajeros pero ¿queréis que os diga la verdad? Anchorage es feo feo feo y más allá de ciudad de paso, no llama en absoluto la atención. Que si, que hay una zona de tiendas y restaurantes con escaso encanto y poco más. Así, ponemos rumbo en taxi (19,75 USD) hacia la zona donde nos alojamos a la ida pero el Alex Hotel And Suites que tanto nos había gustado tiene los precios disparados (como se nota que mañana es 4 de Julio) por lo que no hemos tenido más remedio que quedarnos en el motel de enfrente, un tal Barratt Inn Anchorage Airport que no sabría por donde empezar a hablaros de él…



Podría ser diciendo que imaginéis esa película de terror del típico motel de carretera donde hasta el encuentro con el mismo recepcionista te da idea de lo que allí va a suceder. Tras hacer tiempo con unos cafés (4 USD) a que nos den la habitación, entramos atravesando una vieja moqueta, típica de aquellos viejos alojamientos de décadas atrás. Mientras saco un par de cosas de la maleta veo a Sele pegado a la mirilla de la puerta. ¿Qué estás mirando? Resulta que el recepcionista ha estado golpeando fuertemente la puerta de enfrente de donde ha salido un señor sin pantalones y le ha dicho algo así como que tenía que pagar y que no podían estar tanto días allí. Al instante una "señorita" ha salido de detrás abandonando "la escena" del crimen. En fin, que entre eso y comer en el restaurante chino-americano (42.45 USD) donde el que nos atendía hasta se ha puesto a cantar en el karaoke mientras una especie de "Johnny Deep" borracho reía sus gracias en una barra lateral y dar un paseo por el embarcadero del lago de atrás donde venden excursiones de hidroaviones, se nos han ido las horas



Hemos dormido hasta con la cadena de la habitación puesta, por si las moscas…

Vuelo desde Alaska a España vía Seattle y Keflavík

No tengo recuerdos de una paliza semejante ni cuando volví de Ushuaia, a las puertas de la Antártida, Longyerbyen en Svalbard o Japón, ambos puntos más lejanos accesibles en avión en los que hemos estado. Ni siquiera en el viaje a los Mares del Sur en el que dimos una peculiar primera vuelta al mundo. El regreso no iba a ser solo vía Keflavík como la ida en aquel sino que nos esperaba un vuelo a Seattle y su posterior escala, otro más largo a Keflavík y un interminable paso sin salida para finalmente acometer el último vuelo a Madrid (y en mi caso noche y otro trayecto a Coruña el día siguiente). ¡Palizón!


La parte positiva, que siempre hay que buscarla, es que Iceland Air opera con Alaska Airlines su vuelo de Anchorage a Seattle y así uno puede observar que nuestra "odiada" Iberia sigue a años luz de lo que será una buena aerolínea

EL PORQUÉ LOS ROBOTS SUSTITUIRÁN A LAS PERSONAS MÁS PRONTO QUE TARDE…

Soy un admirador de los avances tecnológicos y del mundo que viene siempre que no pierda la parte humana que nos hace diferentes. No oigo más que quejas a mi alrededor sobre la robótica que sustituye nuestro trabajo y múltiples argumentos que no voy a tratar de rebatir pero me parecen un debate interesante. Lo que si tengo claro es que hay personas que serán sustituidas y YO ME ALEGRARÉ de ello. ¿Por qué? Porque creo firmemente que hay una diferencia fundamental entre una máquina y una persona que es la "humanidad", la "empatía" o "la atención cercana" y eso es válido para un restaurante, una operadora de teléfono o una azafata. Eso es precisamente todo lo que NO tenía la señorita que nos atendió para, de la forma más desgradable del mundo, decirnos que mi maleta se pasaba UNOS GRAMOS del máximo permitido por la compañía. Perfecto, los sacamos y los meto en la maleta de Sele, pero para seguir insistiendo (de forma más desagradable) cuando faltaban ¡60 gramos! Señorita, la diferencia entre usted y una máquina es que cuando ésta me diga que me paso 60 gramos, lo hará porque está programado para ello pero seguro que no conseguirá cabrearme tanto como la falta de humanidad que tenéis algunas personas de atención al cliente. El día que pierdas el trabajo a cambio de ese robot, no lo sentiré porque usted es prescindible y reemplazable. No aporta nada que no tenga un robot. Bueno si, el valor de generar crispación y esto es válido para todas aquellas personas en el día a día

USB, enchufe, WIFI abordo con velocidad más que aceptable y las más bellas vistas de una parte de Alaska que no es accesible por carretera



Despedimos Alaska el Día de la Independencia en un trayecto de unas 3 horas y 20 minutos y aterrizamos en Seattle dejando atrás una parte de Canadá que estoy seguro que nos espera en el futuro. Tampoco el área de Seattle sería una mala opción para visitar. No obstante, será en otra ocasión porque la escala es tan breve que casi no nos da tiempo a comer una bandeja de sushi (15.45 USD) que habíamos comprado. El vuelo de las 4.30 pm a Islandia está listo para salir puntual



El vuelo a Keflavík dura, ni más ni menos, 7 h 20 minutos a añadir a la cuenta. Comienza con buenas vistas de la bahía conocida como Puget Sound, junto al océano Pacífico y rápido se adentra en ese desierto blanco que conocimos de primera mano en el viaje a Groenlandia.


Y, por si no fuera suficiente, nos quedan 10 horas de escala en Islandia por delante… !apuf!

Saga Lounge de Icelandair, el oasis que salvó nuestro regreso

¿Tienes que decidir cuándo merece la pena viajar pagando algo más? Soy de los que siempre he pensado que puedo sobrevivir en clase turista en vuelos de muchas horas porque esa parte del presupuesto la utilizaré en actividades o caprichos en el destino. En este caso, tras tantas y tantas horas, el capricho es poder permitirse una ducha facilitado con toalla y geles, una chimenea, un buen desayuno y posterior comida, wifi, sillones reclinables y un amplio salón. No lo hubiera descubierto sin que el personal de Icelandair accediera a permitirnos disfrutarla (una pequeña ventaja que tiene tener un blog de viaje tras muchos años de dedicación aunque aquí os dejo las reglas de entrada a la Saga Lounge de Icelandair)




Sele cayó rendido a los pocos minutos de desayunar. Yo, sin embargo, aguanté un poco más y preferí ducharme primero y dormir después hasta que la llamada de nuestro vuelo a Madrid (otras 4 horas) apareciese en la pantalla



Mis jornadas de regreso todavía se alargarían un día más ya que el vuelo a Coruña salía a la mañana siguiente, finalizando así el mayor periplo de vuelos que he tenido nunca en un viaje. No obstante, y mirando con perspectiva, el viaje a Alaska, cuyo diario termina con este relato, ha sido una auténtica aventura mucho más allá de lo que podíamos esperar llena de experiencias, espíritu de improvisación y flexibilidad que te da esa autocaravana de America Tours en nuestra primera vez. Pregunta de examen, ¿con qué me quedaría si solo pudiera elegir una jornada de todo el viaje? Sin duda, esa excursión de avistamiento de osos en Lake Clark el encuentro con los Grizzleys de Alaska quedará guardado ya para siempre en mi retina. ¡Hasta la próxima aventura!


Isaac (con Sele), ya desde A Coruña tras un gran viaje a Alaska en autocaravana

GASTOS DE LOS DÍAS: 272,65 USD (apróx 247,86 EUR)

Pin
Send
Share
Send