Viajes

Una mañana por Tribeca, Chinatown y Little Italy

Pin
Send
Share
Send


Si existe una jornada de la que no teníamos la menor duda de como enfrentarla, esos eran los pequeños barrios de la zona oeste por encima de Lower Manhattan y paralelos al Lower East Side que visitáramos ayer. Seguimos así conociendo el sur de Manhattan, en una mañana que nos ha llevado a los atractivos que ver en Tribeca, Chinatown y Little Italy, pintorescos vecindarios cada uno con sus encantos, o una tarde de tiendas por Nolita y Soho.


¿Y la noche? Nueva York es la ciudad que nunca duerme. Si hasta ahora una cena-show en el Ellen's Stardust Diner nos había dado la bienvenida y un Jazz en el Birdland, un partido de la NBA en el Madison Square Garden o una copa con las mejores vistas del Empire State en el 230 Fifth habían ocupado nuestras noches, hoy tocaba algo diferente, uno de los musicales más antiguos de Broadway… !Chicago! ACTUALIZADO 2018/2019

Qué ver en Tribeca, Chinatown y Little Italy (con mapa)

Ya ha llovido desde que, en nuestros preparativos, estuvimos eligiendo las"cosas que hacer en Nueva York (P1)". Entre ellas aparecían las bibliotecas de Tribeca, Soho o Midtown; conocer los barrios más bohemios o visitar esos lugares de películas como Cazafantasmas que ocuparon nuestra infancia

Ubicamos lo que ver en Tribeca, Chinatown y Little Italy en la zona sur de Manhattan (tienes todos los detalles en "Barrios de Nueva York con mapas en detalle"), siendo vecindarios pequeños equivalentes a Lower East Side que perfectamente pueden recorrerse en media jornada como haríamos nosotros esta mañana, con un paseo tranquilo disfrutando de sus principales atractivos así como esas tiendecitas, cafeterías o galerías de arte que más gusto tienen de Nueva York

Tampoco nos importaría alojarnos en el futuro en Tribeca, por ejemplo, aunque hablan maravillas de Greenwich Village o West Village que conoceremos en próximos días.

En fin, que supongo que ya os habréis dado cuenta a estas alturas de que… !!ESTOY EN NUEVAAAAAA YOOOOORK!! ¿ Ahhh no?, pues no pasa nada yo os lo vuelvo a decir y hoy os lo cuento a través del recorrido por Tribeca, Chinatown, Little Italy (y Nolita y Soho después de comer - en el siguiente relato-)

OTRA OPCIÓN PARA EL ITINERARIO:

Nosotros lo repartimos de esta forma y, como veréis, nos lo pasamos muy bien, disfrutamos de todos los barrios y no nos arrepentimos de nada. Pero, si no tenéis mucho tiempo para visitar Nueva York, desde nuestra experiencia (y siempre opinión personal) os recomendamos que elijáis uno de entre todos los barrios que visitamos este día, por la mañana y por la tarde: Tribeca, Little Italy, Chinatown, Soho y Nolita.

Es nuestro quinto día en la Gran Manzana y como el día de ayer fue interminable (como el artículo que tuvisteis que leer -jejeje-), pues hoy no tocaba madrugar. Podíamos disfrutar de nuevo de este hotel maravilloso donde nos alojamos, el Room Mate Grace y, sobre todo, de su desayuno. Estando en Nueva York se agradece muy mucho el poder disfrutar de un buen desayuno antes de iniciar tu itinerario o antes de ponerte a pasearla ya que se necesita más energía que en muchos otros lugares del planeta y si es en vuestro hotel mucho mejor. La ruta de la mañana quedaría algo parecido a esta…

Pero antes de coger el metro rumbo a Tribeca, teníamos que recoger nuestra New York City Pass que teníamos encargada ya antes de venir. Gracias a ella podremos “manejarnos” mucho mejor y, sobre todo, nos ayudará a ahorrar tiempo que aquí es muy necesario, ya lo veréis… (os hablaremos ampliamente de ella en futuros artículos, prometido, que nos preguntáis mucho por correo)

Tribeca, el barrio del cine (y los Cazafantasmas)

Apenas 20 minutos en metro separan la 50st en la que nos hemos subido y Chamber Station, donde nos espera un día con una ligera llovizna que nos acompañará los próximos dos días pero que luego ya no veremos más. Estamos en la parte sur de ¡¡¡TRIBECA!!!, uno de los barrios más famosos de Nueva York y desde luego no queríamos perdernos nada así que teníamos apuntados unos cuantos sitios desde Chamber Street 1, la calle principal de Tribeca donde ya nos encontrábamos, Harrison Street donde veremos las casas más antiguas o Columbus Park, pero mejor os lo cuento con detalle, ¿verdad?


Cuando preparábamos el viaje a Nueva York tenía en mente una visita para mi imprescindible… !entrar en todas cuantas librerías nos encontrásemos! y es que si ya de por si me encantan, las de Nueva York no podía dejar de verlas. De hecho había leído ya sobre ellas en algunos artículos de internet y gracias a eso, con antelación, las había situado para no perderme las más famosas y eso fue precisamente lo primero que vimos en Chamber Street. The Mysterious Bookshop (B) es una de las librerías de misterio más antigua de Nueva York y la única que puede presumir, por ejemplo, de la mayor colección de Sherlock Holmes en el mundo, pero tenía una pega, estaba cerrada…




Así que, con un poco de mal sabor de boca, nos dirigimos a nuestro siguiente punto de Tribeca, el Washington Market Park 2 lugar por donde empezaríamos nuestro paseo por el barrio. Antes, un poquito de historia. Tribeca (o TriBeCa, Triangle Below Canal Street) era un distrito industrial que durante la última década logró una gran revitalización con la apertura de multitud de nuevos negocios. Ahora es un barrio de moda con cada vez más habitantes y muchísimas tiendas, galerías de arte, bares y restaurantes.



Causa curiosidad ver las casas más antiguas del barrio en Harrison Street o esos callejones que parecen sacados de las series policiacas más antiguas sobre la ciudad


Que pena que sea todavía pronto, porque la famosa pastelería Duane Park Patisser sería una parada ideal, ñammmm. Isaac, ¿seguro que no paramos? Jeje. El antiguo edificio de la Mercantil Exchange, es otra joya arquitectónica del vecindario que es difícil pasar por alto




Si hablamos de Tribeca hay que destacar también uno de los acontecimientos que ayudan a su fama muy asociada al séptimo arte. Se trata del Festival de Cine que se celebra aquí, apadrinado por Robert de Niro, y que deja alrededor multitud de negocios que nacieron en torno a este hecho como varios restaurantes de más caché desde el lujoso Chanterelle, el famoso Bubby's Restaurant o el Nobu, de comida japonesa



!!!Una tienda de Navidad!!! La primera que vemos en el viaje (todavía no nos hemos adentrado por la 5Ave) aunque esta tiene un toque muy "Tribeca". Hay que reconocer que tienen mucho gusto.



Por supuesto, fotografiar el edificio de los famosos estudios de cine que abrió De Niro, el Tribeca Film Center 4 o la Casa John Kennedy Jr 5 son de "safari" obligado para los amantes de lo cinéfilo.


Pero nuestra “visión” más esperada y emocionante que teníamos en Tribeca estaba por fin delante de nuestras narices… .¡¡¡¡el cuartel general de los Cazafantasmas!!!!, un antiguo parque de bomberos que sirvió de exteriores para este famosa película rodada en 1984.




Situado cerca de la famosa Finn Square 6, en el 14 North Moore Street, conocido como Hook & Ladder 8 7, por un momento nos trasladamos a nuestra infancia jejeje. !Qué ilusión nos hizo ver un “exterior” tan peliculero! Es que si alguna vez no te comportas como un niño sería muy aburrido, ¿verdad?



Con este subidón, seguimos nuestro recorrido por uno de los barrios más chulos de Nueva York lleno de muchos más iconos conocidos, esta vez por la calle Franklin hasta el Tribeca Park 8, el Tribeca Tavern Bar, uno de los bares más concurridos…




… o el famosísimo Let There Be Neon 10, el creador de obras de arte con neón como las alas de las modelos de Victoria Secrets



Aunque está siendo un paseo muy tranquilo, no estamos teniendo mucha suerte con el tiempo y se ha puesto a llover más fuerte, así que hemos decidido entrar un poco en calor en un sitio de lo más acogedor y típico neoyorkino con un cartel muy provocador que anunciaba chocolate caliente y deliciosos pasteles.

CAFETERÍAS/PASTELERÍAS DE NUEVA YORK | TRIBECA: Stumptown Coffee Roasters, son una cadena de cafeterías/pastelerías originarias de Portland, que además de tener mucho gusto al diseñar sus locales, basan su éxito en la alta calidad del café (se dice que pasan mucho tiempo visitando granjas en persona y están dispuestos a pagar altos precios para obtener el mejor)




En Nueva York solo tienen dos, pero hemos de reconocer que nos ha encantado para un ratito y disfrutar de un "tentempié" y un chocolate caliente para recuperar "calorías" (11 USD), jeje


Como curiosidad, parece ser que han montado también una organización sin ánimo de lucro para proveer bicicletas de carga para los productores de café en Ruanda, tras un viaje de negocios allí.

La pintoresca Franklin Street 9, donde está Let There Be Neon , de pavimento empedrado, anticuarios, galerías y bares, nos lleva hasta la Civic Center Synagogue, digna de ver gracias a su fachada tan peculiar.


Así con la barriga algo llena decíamos adiós a Tribeca, un barrio pintoresco que nos ha encantado y dábamos la bienvenida al siguiente punto en nuestro particular recorrido, Chinatown

Chinatown, un barrio con propia identidad en Nueva York

El Chinatown de Manhattan es de los más antiguos e importantes del mundo, un lugar imprescindible que hay que visitar en Nueva York y una de las colonias más grandes en Occidente dentro de una propia ciudad. Pasear por sus calles es como hacerlo en la misma China. Si conocéis otros barrios chinos sabréis lo que veremos en nuestro paseo pero nosotros queríamos fijarnos en otros lugares y edificios que nos parecían interesantes, empezando por Columbus Park 11 un parque tranquilo donde los chinos se relajan (aunque parezca imposible, jejejeje) cantan, practican taichí ignorando completamente a los visitantes.


Vamos con un poco de historia para contextualizarlo y, como todo en Nueva York, vemos que este barrio no fue siempre así. Antes de que empezasen a vivir los chinos, esta zona era conocida como Five Points (intersección de cinco calles que se unían en el actual Columbus Park), una de las zonas más peligrosas de Manhattan.



Aquí habían llegado distintas etnias pobres y los conflictos se sucedían a menudo (como podemos ver en la película Gangs of New York de Matin Scorsese) aunque con el tiempo todas estas culturas se fueron integrando hasta formarse el Chinatown de la actualidad.



Así, con ese imponente pasado, el paseo nos lleva hasta la famosa calle Mott donde podemos ver la zona más auténtica (y la más antigua y original) donde contrasta ver la famosa Iglesia de la Transfiguración o su escuela catolica-romana (!en pleno barrio chino! telita)




Y fue aquí donde una tienda nos llamó muchísimo la atención y es que se trataba de un local que nada tenía que ver con el estilo chino "modelo todo a 100" que conocemos. ¿Qué hacía aquí este negocio estilo vintage con velas singulares de esas que tanto me gustan?. Lo admitimos, nos llamaba a a entrar para saber un poco más…




La tienda en cuestión se llama Uniqulee y su dueña, de Hong Kong, la había abierto (hacía algo más de un año) con la intención de aportar algo diferente a un Chinatown más allá de su comida económica, uno de los puntos que buscan los turistas de este barrio. Como no, unas velas que, por cierto, estaban hechas a mano en Brooklyn, nos acompañaría en nuestro viaje de vuelta (33 USD), ¿lo dudábais?


El Eastern States Buddhist of America 12 con cien budas dorados cerca de Confucius Plaza y el gran arco que da paso al Manhattan Bridge, nos llevaban hasta el Mahayana Buddhit Temple 13 donde dábamos por acabado este pequeño vecindario. La entrada al Templo es gratuita y el horario de apertura es de 8:30 am a 6 pm. Si te apetece estar más tiempo en Chinatown y seguir empapándote de esta cultura tan especial, entrar al templo y hacer una visita puede ser una buena idea.



Aunque es un barrio que hay que ver (y que llama la atención en cada país en que haya los llamados barrios chinos) para mí personalmente no es una visita imprescindible por su interés tanto como por su importancia. Me parece que imponen una barrera cultural muy grande



Y no solo eso, ya que poco a poco se han “comido” literalmente el barrio de Lower East Side (una zona decadente que vimos el otro día) pero también lo está haciendo con uno de los más históricos de Nueva York y que es nuestro siguiente destino… !Little Italy!, dentro de muy poco la "diminuta" Italia.

Little Italy, la "diminuta" Italia en Nueva York

Es poner un pie en sus calles y ya te entran ganas de comer. En este caso puede tener sentido ya que es mediodía y nos lo piden nuestros estómagos pero estoy convencida de que si viniésemos a otra hora, con lo pequeñito que es, provocaría en nosotros la misma reacción ya que tiene muchísimos restaurantes a cual más "chulo" y acogedor donde se te hace la boca agua con solo el olor de sus pizzas.


Su calle principal es Mulberry Street 14 y es el corazón de Little Italy. Aquí es donde se sitúan las múltiples opciones que hay para comer y donde ya lo hiciéramos el día que acabamos la excursión de Contrastes de Nueva York en el Mullberry Street Bar (x4) del que ya os hablamos (opción excepcional) así que, después de dar un pequeño paseo, nos hemos decidido por otra recomendación de nuestros lectores, el Umberto's Clam House (x1)

RESTAURANTES DE NUEVA YORK | LITTLE ITALY: Umberto's Clam House, restaurante que nació en Little Italy en los 70 y que se ha convertido en una institución de la "pequeña Italia". Con los años el local original basado en un ambiente seductor de cocina abierta ha sido remodelado y hoy por hoy tiene un gusto exquisito para la decoración, ahora de manera especial ya que estamos en Navidad.



Sólo una pega, son unos platos taaaaan grandes que tienes reservas suficientes para llevar mejor la tarde de pateo que, sin remedio, tienes en Nueva York.


Un par de platos de pasta, pan con ajo, una cerveza y agua nos ha costado (incluida propina) 50.07 USD

Pero aquí no acababa todo ya que quedaba el postre y ya que estábamos en Little Italy no lo íbamos a dejar. De camino aprovechamos para sacarle alguna foto a uno de los establecimientos de quesos más antiguos de toda la ciudad, el Alleva (x3). Da gusto ver como aquí, al menos, se conservan esos negocios ancestrales que vamos perdiendo en España.




¿Y el postre? Pues en la famosísima Ferrara Bakery & Café (x2) donde dicen que están los mejores cannolis de la ciudad (además de los helados). Bueno tengo que decir, en honor a la verdad, que solo pedimos uno, con la excusa de organizar la tarde, ya que estábamos hasta arriba… . y de aquí a rodar como una pelota no había nada.




Nolita nos esperaba pero esto ya forma parte de otro artículo (junto con Soho donde pasaremos la tarde). ¿Os ha gustado la mañana por las mejores zonas que ver en Tribeca, Chinatown y Little Italy tanto como a mi? Quizás las fotos no hagan justicia un día como hoy pero, sin duda, Tribeca (y Little Italy) está ya entre mis barrios favoritos de Nueva York.


(Continua el DIA 5 (II) - De tiendas por Soho y Nolita (y teatro en Broadway))

Pin
Send
Share
Send