Viajes

Port Yankee e Isla Greenwich

Pin
Send
Share
Send


Recordaba esta noche todo lo que me ha traido a la Antartida. Pensaba en mi necesidad de soledad, de pasar unos días conmigo mismo, de mi busqueda de metas. Si habeis leido los "flashback" de viaje, ya antes de las conclusiones del viaje sabreis que todo eso tuvo un giro inexperado por el camino. Que ahora mi viaje habia tornado en un cumplir un sueño, un antiguo y dificil sueño

… desembarcamos en Bellingshausen, una base científica rusa, que comparte emplazamiento con varios cientificos alemanes y con la base chilena. Aunque en las bases los buques de expedicion tienen necesidad de pedir el "landing" con 7 días de antelación, la buena relacion de los miembros del Molchanov (al fin y al cabo rusos) y la improvisación de nuestra ruta ha hecho que no tuvieramos problemas para el desembarco. De hecho, también la base chilena nos brindaba esa oportunidad.


La bahia del emplazamiento es una verdadera chulada. Aún así, parece mentira como pueden sobrevivir en condiciones extremas durante todo el año. Es algo que a mi cabeza le cuesta asimilar.

Casi al lado del bote, veo mi primer elefante marino. Es hembra. Se distingue de los lobos y leones que, aun siendo de la misma especie, su nariz es más parecida a la de los elefantes, y tienen el pelo de distinto color y textura.




Hoy Manel parece sacado de un comic. La sonrisa de oreja a oreja indica que hoy tenemos jornada dura, de las que le gustan. Es así. Nada más desembarcar nos ponemos raquetas de nieve. Nos vamos al otro lado de la pequeña península que forma esta parte de la King George Island. Es una caminata de apenas 2 horas, pero animada con la nieve intensa que está cayendo y con las posibilidades que comience alguna ventisca. Josep y yo nos animamos a todo. Angela hoy ha decidido esperarnos en la base para no forzar la pierna.




Es la primera vez que camino con raquetas de nieve, pero es una gozada. No te hundes, te deslizas suavemente y avanzas a largos pasos. Algun miembro de los intrepidos aventureros que se han decidido al trekking ha optado por no usarla… Hoy si va a consumir calorias. Paso a paso se va hundiendo más en la nieve…



Llegando a la costa nos encontramos un simpático "Juanito", nombre adaptado que reciben los Pingüinos Gentoo. Esta sólo. Nos ve, nos mira, se da la vuelta, se vuelve a girar, nos vuelve a mirar. Se nota indeciso. Confuso. Como si no esperase "semejante fauna" en esta parte de la costa donde el vive. Y es que esta parte de la costa, con el cielo negrizo, es bastante tétrica, como sacada de las imagenes más tenebrosas de pelis como "La Cosa" de Carpenter.




Casi al final, y con cuidado de no caer al agua, descansan varios leones y lobos marinos. Incluso un oso marino, el primero que veo nunca. Nuestro simpatico amigo los va esquivando (no haría lo mismo si fuesen focas leopardo) hasta llegar al agua. ¿Entro? ¿No entro? No me le llevaría yo a tomar decisiones al trabajo…




¿Tétrico?


Ya de vuelta en la base vemos muchas cosas curiosas, desde una señal que pone los km hasta de Salamanca, hasta una iglesia ortodoxa con imitación de cúpula de zares. Incluso podemos sellar el passaporte de nuestro paso alli…




De las mejores experiencias…



Lunes, 7 de Diciembre
Las 20'31, Port Yankee, Greenwich Island, Islas Shetland del Sur
A 59º 48' W, 62º 31' S

Hay veces que no son suficientes todas las palabra del mundo para describir algo. Esto me pasa ahora mismo. Port Yankee es una verdadero espéctaculo natural sin limites…


En nuestro rumbo improvisado por aguas antárticas, sin estar previsto a primera hora de la mañana, y tras analizar la posibilidad de entrar con el barco, hemos acabado en una preciosa bahía de la Isla Greenwich. No se como empezar, no se nisiquiera si intentarlo… Port Yankee es como una especie de bahia/dique protegida naturalmente. Posiblemente lo que hace que sea un lugar tan especial son las altas montañas nevadas que lo rodean, los preciosos icebergs de distintos tonos azulones que flotan en sus aguas, los pingüinos gentoo y adelie que lo habitan y la sensación de aislamiento que transmite, ese silencio intenso.




Caminas, y el hielo cruje bajo los pies. Hacia un lado… pingüinos, hacia el otro… lobos y leones marinos. Es dificil elegir.




Andar por la playa es una gozada. Se ven pingüinos zambullirse, mientras lobos y leones duermen. Al fondo, el sol se despide. Brilla. Las formas de los icebergs, caprichosas, esculturales, se mantienen en colores azulados e intensos, de preciosas texturas.







El momento más duro es cuando nos vuelven a recoger. Allí están Angela y Josep esperandome. Han estado un rato observando las montañas, el mar y el Molchanov, una bonita postal de Port Yankee, al lado de los lobos.




Hasta siempre Port Yankee



Lunes, 7 de Diciembre
Las 22'09, Half Moon, Livigston Island, Islas Shetland del Sur
A 59º 55' W, 62º 35' S

La adrenalina apenas da tiempo a bajar, cuando tras una cena rápida nos dicen que ya estamos en Half Moon. No vamos a desaprovechar ninguna oportunidad en el día.


Half Moon es famoso por tener una de las mayores colonias de Pinguinos Barbijo o Chinstraps, al que yo denominaré "Pingüino escalador". Y es que este pingüinillo, de apenas 65 o 70 cm, es igual de gracioso que los demás y encima trepa por las montañas y vive en las rocas. Todo un personaje



Hemos caminado mucho, y aquí no haremos grandes caminatas. Subimos el cerro, observamos, disparamos nuestrras camaras y estiramos por última vez las piernas en el día.

El nombre de este pequeño islote, viene dado porque está formado por dos montículos rocosos unidos por un trozo de tierra con playa de cantos. El sol ya está casi escondido y los colores han vuelto a cambiar. Cambian en pocos momentos. Salvando distancias, dicen que la Antartida es el único lugar donde realmente se pueden tener las 4 estaciones del año en un par de horas.



Ahora, mientras escribo mis últimas frases del día, ya de vuelta al Molchanov, Angela duerme, merecido lo tiene. Su reto lo está cumplieno con más que éxito. Manel lee en cama, estoy seguro que con la misma sonrisa que empezo el día. Josep me viene a buscar. Mientras el Molchanov pasará la noche fondeado en Half Moon, un bonito sol rojo se intuye entre las montañas. Ahí le dejo, contemplativo, observando… Josep es toda una caja de sorpresas. Dia a dia lo descubro. Es de esas personas que merece la pena encontrarse alguna vez en la vida


Isaac desde aguas antárticas (Antártida)

Video: Great Canadian Parks #19- Prince Edward Island National Park, PEI (Junio 2020).

Pin
Send
Share
Send