Viajes

¿A qué huele la Navidad?

Pin
Send
Share
Send


Pasa el Puente de Diciembre y es como si todo se transformase. Se encienden las luces de las calles de todas las ciudades, las casas y los locales muestran sus árboles llenos de colorido y, como si se tratase de una magia especial, aquellas personas que nos rodean que hay veces que "colgaríamos del palo más alto" ahora las vemos con otros ojos…

Y es qué, dejando a un lado el consumo y otros "síntomas" colaterales de estas fechas, los chavetas ADORAMOS LA NAVIDAD (de hecho, como cada año, la página se vuelve a "vestir" de ella)

Y una de las grandes preguntas que nos hemos hecho siempre ha sido… ¿a qué huele la Navidad? La nochebuena y el día propia de Navidad son días para la familia, pero siempre que hemos podido hemos intentado pasar la nochevieja inagurándola en algún país cercano (o no tanto). Aquí teneis alguna de nuestras ideas…

SALZBURGO: La Navidad huele a puestecillos callejeros

Rodeado de montañas, en la ribera del río Salzach, se extiende la ciudad de Salzburgo, una de las ciudades austriacas con el casco histórico más antiguo y mejor conservados de los países de "habla alemana".


Fuera aquella nochevieja del viaje a Munich y Alpes Austriacos 2010 la que viviríamos una de las mejores despedidas de año que hemos disfrutado. Salzburgo se teñía de puestecitos callejeros donde brindar con champan o tomar unas tapas o unos perritos esperando la medianoche y los fuegos artificiales.




Encontrar alojamiento en estas fechas fue tarea complicada, aunque finalmente lo logramos en el céntrico Centralhotel Gabrelbrau justo al lado de la Casa de Mozart.

Y, por supuesto, no olvidar la visita obligatoria al mágico cuento de Navidad que nos depara el pueblo de Hallstatt, a unos pocos kilómetros entre las montañas de Salzburgo.

PARÍS: La Navidad huele a romanticismo

Son varias las ocasiones en que los chavetas hemos parado en la ciudad del amor, sin ir más lejos este verano durante el viaje a Africa Este 2011, pero aún nos queda la espinita de poder pasar un fin de año en uno de los lugares del planeta donde el aire desprende romanticismo en estado puro.


Es Navidad la ciudad se ilumina y se puede disfrutar de la ciudad más tradicional con mercadillos navideños en Saint Germain des Pres, Les Cabanes de Montparnasse o trocadero, frente a la torre Eiffel o de la ciudad más romántica con un romántico crucero por el Senna o una cena a la luz de las velas en un pintoresco restaurante.




Si bien durante el paso del viaje a Isla Mauricio 2011 nos alojaramos en un caro y, quizás, desubicado hotel, estas fechas serían una ocasión perfecta para buscar un alojamiento en el centro de París que nos permitiese disfrutar de las mejores fiestas.

HONG KONG: La Navidad huele a espectáculo

Si Salzburgo o París representan la Navidad más tradicional, Hong Kong representa la grandeza de una magestuosa ciudad a los piés de una bahía rodeada de rascacielos. Pura obstentación, llena de artistas, de compras compulsivas, de espectáculos de luces y colores.


Sería durante nuestro viaje a Guangzhou, Hong Kong y Macao 2011 cuando descubriríamos esta ciudad. En esta aventura nos alojaríamos en el Harbourview Hotel, con vistas a la preciosa bahía de Victoria Harbour.




Pero ojo, Hong Kong representa un destino exótico donde los haya, pues no celebra el año nuevo a la vez que el resto de mundo occidental sino que se rige por el año nuevo chino (entre Enero y Febrero). Un oportunidad estupenda para celebrar dos bienvenidas del año 2012.

MADRID: La Navidad huele a tapeo

Si hay algo que nos gusta de Madrid, ya no sólo es su genial mercadillo navideño, su excelente ambiente o sus calles llenas e iluminadas, sino que además Madrid significa para nosotros !! TAPEOO !!


Nosotros cuando vamos a Madrid nos alojamos con la familia, pero hay excelentes ofertas y oportunidades así como apartamentos a buen precio para pasar unas noches de forma económica.



 

Pero, por supuesto, Madrid es mucho más que eso. Son museos, es un paseo en barca por el retiro, es ocio, teatro, fiesta nocturna, como ya vieramos en la última escapada en 2007.

WADI RUM: La Navidad huele a desierto

Pero si lo que queremos es darle un cambio a nuestra entrada de año, sin duda una opción interesantes es uno de los desiertos más apasionantes que hay en este planeta, el desierto rojo del Wadi Rum en Jordanía que ya vieramos durante aquel viaje a Jordania 2006 o el viaje a Siria, Libano y Jordania 2009


Quizás un desierto no sea el concepto más representativo de una Navidad, que todos asociamos a frío y nieve, pero la magía que envuelve el desierto de Lawrence de Arabia, y dormir en uno de sus multiples campamentos con seguramente uno de los cielos más estrellados del planeta, es algo impagable, y más para recibir el año nuevo.




Cachimba, espectáculo típico jordano, una preciosa puesta de sol y… ¿por qué no? un amanecer en globo, pueden ser algunas de las ideas para un regalo muy especial.

NEUSCHWASTEIN: La Navidad huele a magía

Volviendo al aspecto más tradicional de la Navidad, muchos asociamos ésta a una época de magía y de sueños a aquellos lugares de encanto o de ilusiones. ¿Y cual mejor que en el que se inspiró el mismisimo Walt Disney para sus mejores cuentos?


Fué en la escapada a Munich y los Alpes Austricos 2010 cuando conoceríamos Neuschwanstein, el castillo del Rey Loco, un verdadero lugar de cuento y completamente nevado.




Nosotros hicimos la visita desde otra de las atracciones de la zona, el propio Munich, lleno de mercadillos y espiritu navideño, alojándonos en el Motel One Sendlinger Tor, a pocos metros de la Marieland principal.

KANDHOLHU: La Navidad huele a paraíso

Pero si el desierto del Wadi Rum o Hong Kong representan lugares distintos para tener una entrada de año, fué sin duda durante el viaje a Maldivas 2011 cuando vimos que la Navidad también puede oler a verdadero paraíso.


Kandholhu representó el cumplimiento de los sueños de Paula, una isla desierta, el nadar con las tortugas, la Navidad del calor, el relax y la "buena vida"




¿Os imaginais levantaros todos los días en un lugar con apenas 10 cabañitas, sin gente alrededor -solo tu pareja- y lejos del mundo de cada día?

NUEVA YORK: La Navidad huele a Times Square

Una escapada, un viaje, un sueño, comienza cuando empieza a gestarse en nuesta cabeza. Nueva York es otro de las grandes ilusiones y grandes sueños de Paula e Isaac y uno de los iconos de la Nochevieja en el mundo.


Miles de personas se congregan todos los años en Times Square para ver como baja la bola de cristal y da entrada al nuevo año. Pero no sólo eso, sino que Nueva York también son actuaciones musicales, teatros, fuegos artificiales, confetis y frío, mucho frío.




El tema del alojamiento es uno de los más complejos en una de las ciudades más caras del mundo, así que la opción de salirse de la zona céntrica (ya que hay muy buenos medios de comunicación) puede ser la opción que escojamos el día que finalmente cumplamos otro sueño.

LA HABANA: La Navidad huele a Caribe

Sería durante nuestro viaje a Cuba 2008 cuando los chavetas llegaríamos a la llamada Perla del Caribe, La Habana.


La seducción de su clima tropical, su preciosa bahía, su zona vieja o su música haría de La Habana un lugar privilegiado para recibir a un año nuevo.




Como estancia en su momento elegimos el Mercure Sevilla, pero si volvieramos disfrutaríamos nuevamente de las casas partículares y su gente, igual que hicimos en el resto de la ruta de aquella aventura.

BARCELONA: La Navidad huele a elegancia

Este mes de Diciembre venimos de una de las ciudades más elegantes e iluminadas que recordamos en estas fiestas. Barcelona, al igual que Madrid, se vestía de gala y nos brindaba otra de las tentaciones para un futuro fin de año.


A la hora de buscar un sitio para dormir en Barcelona se pueden barajar multitud de opciones, aunque posiblemente nos decantaríamos por algún apartamento para varios días.




Y sin duda, un restaurante en la playa, en la Plaza de Catalunya o alrededores, el Born o en Pobles Espanyol sería la alternativa perfecta para recibir el año de una manera de lo más elegante.

PRAGA: La Navidad huele a la ciudad de las cien torres

Otro de los grandes sueños de los chavetas es pisar algún día la madre de las ciudades, Praga, una ciudad con otra magía especial y que en estas fechas se viste de mercadillos navideños y de las mejores tradiciones de la Europa Central.


Para muchos se trata de la ciudad más bella de Europa, con calles plagadas de historia, preciosos monumentos, hermosas plazas o música clásica sonando en cada esquina. Praga es una de las mejores opciones para una entrada de año.




Posiblemente uno de los problemas sería conseguir alojamiento céntrico en esta época del año, pero con antelación todo es posible.

RIO DE JANEIRO: La Navidad huele a folclore

Si Kandholhu o Wadi Rum representaban las opciones más "calurosas" para pasar la Navidad, si de verano hablamos es Brasil, y en concreto Río de Janeiro donde se celebran las fiestas de año nuevo más sonadas


Masas de gente se agolpan en las playas para celebrar el Lemanjá, la fiesta a la diosa del agua con todo el folclore brasileño, que no es poco.




¿Por qué no pasar una entrada de año en las famosas playas de Copacabana o Ipanema?

Y es que ya es 19 de Diciembre, y ya… !! HUELE A NAVIDAD !! ¿Donde la pasaremos nosotros este año? ¿Donde fué tu mejor entrada de año?


Isaac y Paula, Navidad 2011/2012

Pin
Send
Share
Send